Home > Content Library of Adult Spanish Medical Content > Enfermedades del Aparato Digestivo

Medicamentos y el Aparato Digestivo

Los medicamentos y el aparato digestivo:

Los medicamentos administrados por vía oral pueden afectar al aparato digestivo de muchas formas diferentes. Tanto los medicamentos recetados como lo que se venden sin receta médica, a pesar de que suelen ser seguros y eficaces, pueden producir efectos dañinos en algunas personas. Ciertos medicamentos cuando se toman juntos pueden interactuar y causar efectos secundarios dañinos. Asimismo, es importante que su médico esté al tanto de sus alergias, sensibilidades y de otras condiciones médicas que usted padezca antes de que usted tome un medicamento nuevo.

Las personas que tienen intolerancia a alimentos, así como intolerancia al gluten, deben asegurarse de que los medicamentos no contengan rellenos o aditivos con estas sustancias.

A continuación se enumeran algunos problemas relacionados con el aparato digestivo que pueden presentarse cuando se toman medicamentos:

Irritación del esófago: Sugerencias para prevenir la irritación del esófago:

Algunas personas tienen dificultad para tragar las pastillas o las cápsulas, o algunas veces toman los medicamentos sin líquidos. Las pastillas o las cápsulas que se quedan en el esófago pueden liberar productos químicos que pueden irritar el revestimiento del esófago. Esto puede causar úlceras, hemorragia, perforación y estrechez (estenosis) del esófago. El riesgo de estos tipos de lesiones es mayor en las personas que tienen condiciones médicas relacionadas con el esófago, que pueden incluir las siguientes:

  • Estenosis (estrechez del esófago).
  • Escleroderma (endurecimiento de la piel).
  • Acalasia (actividad muscular irregular del esófago, que retrasa el paso de los alimentos).
  • Derrame cerebral.

Ciertos medicamentos también pueden causar úlceras en el esófago cuando se alojan ahí. Estos medicamentos incluyen la aspirina, ciertos antibióticos, la quinidina, el cloruro de potasio, la vitamina C y el hierro.

  • Permanezca de pie o sentado cuando trague los medicamentos.
  • Tome varios sorbos de líquidos antes de tomar los medicamentos, y tome los medicamentos con 8 onzas de líquido.
  • No se acueste inmediatamente después de tomar el medicamento, para asegurarse de que la píldora pase a través del esófago hasta el estómago.
  • Informe a su médico si experimenta dolor al tragar o si siente que el medicamento está adherido en la garganta.
Acerca del reflujo esofágico: Sugerencias para evitar el reflujo:

Algunos medicamentos interfieren con la acción del músculo del esfinter, ubicado entre el esófago y el estómago. Este músculo permite que los alimentos pasen al estómago después de tragarlos. Esto puede aumentar las probabilidades de padecer reflujo, o el regreso de los contenidos ácidos del estómago al esófago.

Los medicamentos que pueden aumentar la gravedad del reflujo incluyen los siguientes:

  • Agentes antiinflamatorios no esteroideos (NSAID)
  • Nitratos.
  • Teofilina.
  • Bloqueadores de los canales del calcio.
  • Antibióticos orales.
  • Píldoras anticonceptivas.
  • Evitar el café, el alcohol, el chocolate y los alimentos fritos y grasos, porque pueden empeorar el reflujo.
  • Dejar de fumar o disminuir las veces que lo hace.
  • No acostarse inmediatamente después de comer.
Irritación del estómago: Sugerencias para prevenir la irritación del estómago:

Uno de los irritantes más comunes del revestimiento del estómago son los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (su sigla en inglés es NSAID). éstos incluyen medicamentos como el ibuprofeno y otros analgésicos comunes. Estos medicamentos debilitan la capacidad del revestimiento de resistir los ácidos producidos en el estómago y algunas veces pueden ocasionar la inflamación del revestimiento del estómago (gastritis), úlceras, hemorragia o perforación del revestimiento.

Las personas de edad avanzada corren mayor riesgo de irritación por estos medicamentos, ya que es más probable que tomen estos analgésicos para aliviar condiciones crónicas. Las personas que tienen antecedentes de úlceras pépticas y de gastritis también están en riesgo.

  • Tomar pastillas con capa entérica, que pueden reducir la irritación.
  • No ingerir bebidas alcohólicas cuando tome estos medicamentos.
  • Tomar los medicamentos con las comidas o con un vaso lleno de leche o agua, ya que pueden reducir la irritación.
Estreñimiento: Sugerencias para prevenir el estreñimiento:

Una variedad de medicamentos pueden causar estreñimiento. Esto sucede debido a que estos medicamentos afectan la actividad muscular y nerviosa en el colon (intestino grueso), que produce el retraso y la dificultad para el paso de las heces.

Los medicamentos que pueden causar estreñimiento incluyen los siguientes:

  • Antihipertensivos.
  • Anticolinérgicos.
  • Colestiramina.
  • Hierro.
  • Antiácidos con abundante contenido de aluminio.
  • Comer una dieta equilibrada que incluya frutas, vegetales y granos enteros.
  • Beber suficiente líquido.
  • Hacer ejercicio regularmente.
  • Hablar con su médico sobre los laxantes o los ablandadores de las heces.
La diarrea: Sugerencias para prevenir la diarrea:

La diarrea a menudo es causada por los antibióticos, ya que afectan a las bacterias que habitan normalmente en el intestino grueso. Estos cambios en las bacterias intestinales permiten el crecimiento excesivo de la bacteria Clostridium difficile (C. difficile), la cual causa una diarrea más seria inducida por antibióticos. La presencia de esta bacteria puede causar colitis, que produce heces muy sueltas y acuosas. Los antibióticos que más comúnmente causan este tipo de diarrea incluyen los siguientes:

  • Ampicilina.
  • Clindamicina.
  • Cefalosporinas.

Esta colitis usualmente se trata con otro antibiótico que actúa contra el C. difficile. Ciertos medicamentos también pueden alterar los movimientos del contenido de líquidos del colon sin causar colitis. Los antiácidos que contienen colchicina y magnesio pueden causar diarrea.

Consulte con su médico si la diarrea persiste por varios días.

Usualmente, la prevención de la diarrea incluye evitar los alimentos que se sabe que irritan su estómago.

El tratamiento normalmente consiste en la reposición de los fluidos perdidos, y puede incluir antibióticos cuando la causa son las infecciones bacterianas.

Haz click aquí para ir a la página de
Los Recursos en la Red de Los Trastornos de los Huesos.

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355