Home > Content Library of Adult Spanish Medical Content > Cuidado de Ojos

Glaucoma

Fotografía simulada de la visión normal Fotografía simulada de la glaucoma

¿Qué es el glaucoma?

El glaucoma es una condición en la cual la presión del fluido normal dentro de los ojos (la presión intraocular; su sigla en inglés IOP) se eleva lentamente como resultado del drenaje inapropiado del humor acuoso; el cual normalmente fluye hacia adentro y afuera del ojo. En cambio, el fluido se acumula y causa daños en la presión del nervio óptico (un racimo de más de un millón de fibras nerviosas que conectan la retina con el cerebro) y pérdida en la visión.

¿Cuál es la causa del glaucoma?

Aun cuando los médicos creían que la presión intraocular alta (a la que también se le llama hipertensión ocular) era la causa principal del daño del nervio óptico en el glaucoma, ahora se sabe que aún personas que tienen un IOP normal pueden experimentar pérdidas en la visión debido al glaucoma. Por ello, las causas todavía se desconocen.

¿Cuáles son los diferentes tipos de glaucoma?

  • El glaucoma del ángulo abierto
    Es el tipo más común de glaucoma, donde el fluido que normalmente fluye a través de la pupila dentro de la cámara anterior del ojo no puede pasar el área de filtración para llegar a los canales de drenaje, causando una acumulación de la presión en el ojo. Casi tres millones de estadounidenses, la mitad de los cuales desconocen que tienen la enfermedad, son afectados por el glaucoma cada año.
  • El glaucoma de tensión baja o de tensión normal
    Dado que la presión normal intraocular varía entre los 12 y los 21 mm Hg., un individuo puede tener glaucoma aunque la presión esté entre estos parámetros. Este tipo de glaucoma presenta daños en el nervio óptico y la visión es más estrecha en los lados.
  • El glaucoma del ángulo cerrado
    En el glaucoma del ángulo cerrado, el fluido del frente del ojo no puede alcanzar el ángulo formado por la córnea y el iris, ni abandonar el ojo porque parte del iris bloquea dicho ángulo. Esto da como resultado un aumento inesperado en la presión y es generalmente una emergencia médica, que requiere tratamiento inmediato para mejorar el flujo del fluido.
  • El glaucoma de la niñez
    El glaucoma de la niñez es una forma rara de glaucoma que frecuentemente se desarrolla en la infancia, en los primeros años de la niñez, o en la adolescencia. El tratamiento médico inmediato es esencial para prevenir la ceguera.
  • El glaucoma congénito
    El glaucoma congénito, un tipo de glaucoma de la niñez, ocurre en los niños que nacen con defectos en el ángulo del ojo que hace más lento el drenaje normal de fluido. El tratamiento médico inmediato es esencial para prevenir la ceguera.
  • El glaucoma primario
    Tanto el glaucoma del ángulo abierto como el glaucoma del ángulo cerrado pueden clasificarse como primarios o secundarios. El glaucoma primario no puede contribuirse a ninguna causa conocida o factor de riesgo.
    Fotografía de un gráfico estándar para la revisión de la vista
  • El glaucoma secundario
    Tanto el glaucoma del ángulo abierto como el glaucoma del ángulo cerrado pueden clasificarse como primarios o secundarios. El glaucoma secundario se desarrolla como una complicación de otra condición médica o de una herida. En casos raros, el glaucoma secundario es una complicación que sucede después de otro tipo de cirugía del ojo.

¿Cuáles son los síntomas del glaucoma?

La mayoría de las personas que tienen glaucoma no notan síntoma alguno hasta que comienzan a tener pérdida en la visión. A medida que las fibras de los nervios ópticos se dañan debido al glaucoma, puntos ciegos pequeños pueden comenzar a desarrollarse, usualmente en la visión del lado o periférica. Muchas personas no notan los puntos ciegos hasta que un daño significativo del nervio óptico ha ocurrido. Si todo el nervio óptico se destruye, el resultado es la ceguera.

Un tipo de glaucoma, el glaucoma de ángulo cerrado, produce síntomas notorios ya que hay una acumulación rápida de presión en el ojo. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de este tipo de glaucoma. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • El campo visual se vuelve borroso o estrecho.
  • Dolor severo en los ojos (o el ojo afectado).
  • Aureolas (que pueden ser en forma de arco iris) alrededor de las luces.
  • Náusea.
  • Vómito.
  • Dolor de cabeza.

Los síntomas del glaucoma de ángulo cerrado pueden parecerse a los de otras condiciones del ojo. Consulte con su médico para su diagnóstico inmediato si usted nota los síntomas, ya que este tipo de glaucoma es considerado una emergencia médica que requiere atención médica inmediata para prevenir la ceguera.

¿Cómo se diagnostica el glaucoma?

Además de obtener una historia médica completa y un examen del ojo, su profesional del cuidado para la salud puede realizar los siguientes exámenes para diagnosticar el glaucoma:

  • El examen de precisión visual - la tabla común para el examen de la visión (a su derecha), que mide la habilidad de la visión a varias distancias.
  • La dilatación de la pupila - la pupila se dilata con gotas para los ojos para permitir el examen detallado de la retina del ojo.
  • El campo visual - un examen que mide la visión de los lados (periférica) de una persona. La pérdida de la visión periférica puede ser una indicación del glaucoma.
  • La tonometría - un examen estándar para determinar la presión del fluido dentro del ojo.

¿Cuáles son los factores de riesgo del glaucoma?

Aun cuando cualquier persona puede desarrollar glaucoma, algunas personas tienen un riesgo más alto que otras. Los siguientes son los factores de riesgo sugeridos para el glaucoma:

  • La raza
    El glaucoma es la causa principal de ceguera entre los afroamericanos.
  • La edad
    Las personas mayores de 60 años tienen más riesgo de desarrollar el glaucoma.
  • La historia familiar
    Las personas que tienen historia de glaucoma en la familia tienen más probabilidades de desarrollar la enfermedad.
  • La presión intraocular alta
    Las personas con una presión intraocular ( su sigla en inglés es IOP) elevada (más de 21 mm Hg) tienen un aumento en el riesgo.

El Instituto Nacional del Ojo (National Eye Institute), parte de los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health), recomienda que cualquier persona que pertenezca a estos grupos de riesgo reciba un examen del ojo con dilatación de las pupilas cada dos años.

Tratamiento para el glaucoma:

¿Qué es un factor de riesgo?

Un factor de riesgo es cualquier cosa que pueda aumentar las probabilidades de una persona de desarrollar una enfermedad. Puede ser una actividad como fumar, la dieta, su historia familiar o muchas otras cosas. Distintas enfermedades, incluyendo los cánceres, tienen factores de riesgo diferentes.

Aun cuando estos factores pueden aumentar los riesgos de una persona, éstos no necesariamente causan la enfermedad. Algunas personas con uno o más factores de riesgo nunca contraen la enfermedad, mientras otras la desarrollan sin tener factores de riesgo conocidos.

Pero el saber sus factores de riesgo de cualquier enfermedad puede ayudar a guiarle en las acciones apropiadas, incluyendo el cambio de comportamiento y el ser monitoreado clínicamente para la enfermedad.

El tratamiento específico para el glaucoma será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

Aun cuando el glaucoma no se puede curar, el tratamiento temprano frecuentemente puede controlarlo. El tratamiento puede incluir:

  • Los medicamentos
    Algunos medicamentos pueden causar que el ojo produzca menos fluido, mientras otros ayudan a rebajar la presión por medio del drenaje del fluido en el ojo.
  • La cirugía convencional
    El propósito de la cirugía convencional es de crear una nueva abertura para que el fluido salga del ojo.
  • La cirugía láser (también llamada trabeculoplastia láser)
    Existen muchos tipos de procedimientos quirúrgicos que pueden realizarse con un láser para el tratamiento del glaucoma, los que incluyen:
    • Trabeculoplastia
      En esta cirugía, el tipo más común de cirugía con rayo láser para tratar el glaucoma de ángulo abierto, el rayo láser se utiliza para "soldar puntos" en el área de drenaje del ojo (conocida como la malla trabecular) que permite que el fluido drene más libremente.
    • Iridotomía
      En este procedimiento, el cirujano utiliza el rayo láser para hacer un hueco pequeño en el iris, la parte del ojo que tiene su color, para permitir un flujo del fluido más libre en el ojo.
    • Ciclofotocoagulación
      Un procedimiento que utiliza un rayo láser para congelar ciertas áreas seleccionadas del cuerpo ciliar - la parte del ojo que produce el humor acuoso - para reducir la producción de fluido.
  • Desviación con tubo
    Este dispositivo de drenaje que puede implantarse crea una vía artificial en el ojo. Está formado por un minúsculo tubo de acero inoxidable que puede implantarse en menos de cinco minutos. Generalmente se opta por el desvío con tubo cuando se determina que no se pueden aplicar tratamientos quirúrgicos convencionales al paciente.

En algunos casos, un solo procedimiento quirúrgico no es efectivo para interrumpir por completo el progreso del glaucoma, y podría ser necesario el repetir y, o continuar el tratamiento con medicamentos.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Cuidado de los Ojos

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355