Home > Content Library of Adult Spanish Medical Content > Emergencias No-Traumáticas

Crisis de Asma

¿Qué es el Asma?

El asma es una enfermedad crónica inflamatoria en la que las vías respiratorias se vuelven sensibles a alergenos (cualquier sustancia que desencadene una reacción alérgica). Varias cosas le suceden a las vías respiratorias cuando una persona se expone a ciertos desencadenantes:

  • Las paredes de las vías respiratorias se hinchan y se inflaman.
  • Los músculos que rodean a las vías respiratorias se ponen tensos.
  • Aumenta la producción de mucosidad, lo que produce obstrucción.

Todos estos factores harán que las vías respiratorias se estrechen, haciendo más difícil para el aire entrar y salir de los pulmones, causando los síntomas del asma.

¿Cuáles son los síntomas del asma?

El asma puede parecerse a otros problemas respiratorios tales como el enfisema, la bronquitis y las infecciones en las vías respiratorias inferiores. Con frecuencia no está bien diagnosticada y muchas personas con la enfermedad no saben que la tienen. Algunas veces el único síntoma es una tos crónica, especialmente por la noche o tos o respiración sibilante que ocurre sólo con el ejercicio. Algunas personas creen que tienen bronquitis recurrente, ya que las infecciones respiratorias suelen afectar al pecho en las personas con predisposición al asma.

¿Cuál es la causa del asma?

La causa exacta del asma se desconoce. Se cree que puede ser en parte hereditaria, pero también participan muchos otros factores, como los ambientales, los infecciosos y los químicos.Cuando la persona se expone a un determinado desencadenante, el cuerpo libera histamina y otras sustancias que pueden causar inflamación en las vías respiratorias. El cuerpo también libera otros factores que pueden hacer que los músculos de las vías respiratorias se tensen o disminuyan de tamaño. Existe también un aumento en la producción de mucosidad, que puede obstruir las vías respiratorias.

Algunas personas tienen asma inducida por el ejercicio, que puede aparecer con distintos grados de ejercicio. Los síntomas pueden aparecer durante o poco después de hacer ejercicio. Cada persona tiene diferentes desencadenantes que hacen que el asma empeore. Usted debe hablar sobre este tema con su médico.

Se cree que las alteraciones que aparecen con el asma suceden en dos fases:

  1. Una respuesta inmediata al desencadenante provoca la hinchazón y el estrechamiento de las vías respiratorias. Esto hace que en un principio sea difícil respirar.
  2. Una respuesta posterior, que puede suceder entre cuatro y ocho horas después de la exposición inicial al alergeno, provoca una mayor inflamación de las vías respiratorias y la obstrucción del flujo del aire.
¿Qué es un factor de riesgo?

Un factor de riesgo es cualquier cosa que pueda aumentar las posibilidades de una persona de desarrollar una enfermedad. Puede ser una actividad, la dieta, su historia familiar o muchas otras cosas.

Distintas enfermedades tienen factores de riesgo diferentes. Aun cuando estos factores pueden aumentar el riesgo de una persona, éstos no necesariamente causan la enfermedad. Algunas personas con uno o más factores de riesgo nunca desarrollan la enfermedad, mientras otras la desarrollan sin tener factores de riesgo conocidos.

Pero, el saber sus factores de riesgo de cualquier enfermedad puede ayudar a guiarlo en la toma de las medidas apropiadas, incluyendo los cambios en su comportamiento y tener una supervisión clínica para dicha enfermedad.

¿Cuáles son los factores de riesgo para una crisis de asma?

Aun cuando cualquiera puede tener una crisis de asma, las crisis se producen con más frecuencia en:

  • Los niños y los adolescentes desde 5 a 17 años.
  • Los adultos mayores de 65 años de edad.
  • Las personas que viven en comunidades urbanas.

Otros factores incluyen los siguientes:

  • Antecedentes familiares de asma.
  • Antecedentes personales de alergias.

Los niños más susceptibles a sufrir crisis de asma incluyen los siguientes:

  • Los niños con antecedentes familiares de asma.
  • Los niños que tienen alergias.
  • Los niños expuestos al humo de tabaco de segunda mano.

¿Qué sucede durante una crisis de asma o cuando el asma se empeora?

Las personas con asma tienen episodios agudos en los que las vías respiratorias de sus pulmones se hacen más estrechas y les resulta más difícil respirar. Esto se debe a un exceso de la sensibilidad de los pulmones y las vías respiratorias.

  • Los pulmones y los conductos de aire reaccionan de forma exagerada ante ciertos desencadenantes, causando que:
    • Las paredes de las vías respiratorias se hinchen y se inflamen.
    • Los músculos que rodean a las vías respiratorias se pongan tensos.
    • Aumente la producción de mucosidad.
  • La respiración se vuelva más difícil y puede resultar dolorosa.
  • Pueda haber tos.
  • Puede haber sibilancias o sonido silbante, que son típicos del asma. Las sibilancias se producen al pasar la corriente de aire a través de las vías respiratorias estrechadas.

¿Cómo se diagnostica el asma?

Para diagnosticar el asma y distinguirla de otros trastornos de los pulmones, los médicos se basan en una combinación de la historia médica, el examen físico y los exámenes de laboratorio, que pueden incluir los siguientes:

  • Espirometría - un espirómetro es un aparato que utiliza su médico para evaluar el funcionamiento del pulmón. La espirometría, la evaluación de la función de los pulmones con un espirómetro, es uno de los exámenes más sencillos y más comunes de la función de los pulmones y puede ser necesario por alguna o todas las razones siguientes:
    • Para determinar la eficacia con la que los pulmones reciben, mantienen y utilizan el aire.
    • Para monitorizar una enfermedad de los pulmones.
    • Para monitorizar la eficacia del tratamiento.
    • Para determinar la gravedad de una enfermedad de los pulmones.
    • Para determinar si la enfermedad de los pulmones es restrictiva (disminución del flujo de aire) u obstructiva (disrupción del flujo de aire).
  • Medidor del flujo máximo (su sigla en inglés es PFM) - es un aparato que se utiliza para medir la velocidad máxima con que una persona puede expulsar el aire de sus pulmones. Durante un ataque de asma u otra enfermedad respiratoria, las vías respiratorias principales de los pulmones empiezan lentamente a estrecharse. Con ello se reduce la velocidad con que el aire abandona los pulmones y se puede medir con un PFM. Esta medición es muy importante para evaluar qué tan bien o mal controlada está la enfermedad.
  • Rayos X del pecho - examen de diagnóstico que utiliza energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.
  • Exámenes de sangre - para analizar la cantidad de dióxido de carbono y de oxígeno que hay en la sangre.
  • Exámenes de alergia.

¿Cuáles son los desencadenantes que pueden causar un ataque de asma?

De acuerdo con el Instituto Nacional para la Alergia y las Enfermedades Infecciosas (National Institute for Allergy and Infectious Diseases), la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología (American Academy of Allergy, Asthma, and Immunology) y otras organizaciones, los desencadenantes del asma incluyen:

Alergenos Infecciones Respiratorias y Sinusitis
  • El polen.
  • El moho.
  • La proteína animal (caspa, orina, aceite de la piel).
  • Polvo de la casa, ácaros del polvo.
  • Las cucarachas.
  • Ciertos alimentos.

Las infecciones pueden causar irritación en las vías respiratorias, la nariz, la garganta, los pulmones y los senos paranasales, y pueden empeorar el asma.

Irritantes Sensibilidad a Medicamentos
  • Olores fuertes y aerosoles, tales como perfumes, limpiadores domésticos, el humo producido al cocinar, las pinturas y los barnices.
  • Sustancias químicas tales como el carbón, el polvo de tiza o el polvo de talco.
  • Contaminantes atmosféricos.
  • Cambios en las condiciones del clima, incluyendo cambios en la temperatura, presión barométrica, humedad y vientos fuertes.
  • Exposición a sustancias químicas en el trabajo, tales como vapores, polvo, gases o humos ocupacionales.

Medicamentos, tales como la aspirina y los añadidos por ejemplo sulfitos causan hasta el 20 por ciento de los ataques de asma en los adultos como resultado de sensibilidades o alergias a ellos. Estos medicamentos a menudo incluyen:

  • Aspirina.
  • Otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, tales como el ibuprofen (ibuprofeno), la indometacina o el naproxen (naproxeno).
  • Sulfitos utilizados como conservantes en los alimentos y bebidas.

Consulte a su médico antes de tomar cualquier medicamento, incluyendo los que se pueden comprar sin receta médica.

Ejercicio Reflujo gastroesofágico

El ejercicio puede desencadenar un ataque de asma, a menudo debido a que el aire inhalado es seco y frío. Los ejercicios intensos y que toman mucho tiempo, tales como correr largas distancias, tienen más posibilidades de inducir asma y nadar es el que menos posibilidades tiene de inducirla.

La enfermedad de reflujo gastroesofágico (su sigla en inglés es GERD), una enfermedad caracterizada por un reflujo persistente de los ácidos del estómago, es común en las personas con asma. Los síntomas pueden incluir acidez, eructos o vómitos pequeños en el caso de los bebés.

Humo Ansiedad Emocional y Estrés Nervioso

El humo del tabaco, ya sea inhalado directamente o pasivamente, se ha demostrado que empeora el asma.

El humo de la leña procedente de las estufas que queman leña y las chimeneas pueden liberar sustancias químicas irritantes tal como el dióxido de azufre.

Las reacciones como consecuencia del estrés y la ansiedad se consideran más bien un efecto, que una causa. Estas pueden provocar fatiga, que puede afectar al sistema inmunológico y, a su vez, incrementar los síntomas del asma o provocar un ataque de asma.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Emergencias No-Traumáticas

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355