Home > Content Library of Adult Spanish Medical Content > Salud Oral

Terapia de Conducto Radicular

¿Qué es la terapia de conducto radicular?

La terapia de conducto radicular está diseñada para corregir desórdenes en la pulpa dental - el tejido blando que está alrededor de los dientes y que contiene nervios, vasos de la sangre y tejido conectivo. Antes los dientes con nervios infectados o con absceso se extraían con terapia correctiva. Sin embargo, actualmente en el 95 por ciento de los casos de infección pulpar, el diente natural puede salvarse mediante procedimientos endodónticos modernos. (También conocidos como especialistas de la pulpa, los endodoncistas han recibido entrenamiento especializado para realizar la terapia de conducto radicular.)

¿Qué causa el daño al nervio pulpar?

Las causas más comunes de daño al nervio pulpar son las siguientes:

  • La irritación física - generalmente ocasionada por la destrucción agresiva de los dientes (caries) que alcanza la parte inferior del nervio, o por empastes profundos que permiten a las bacterias dañinas alcanzar al nervio, lo que resulta en su infección y destrucción.
  • Trauma - un golpe en el diente o en la mandíbula puede causar daño al tejido nervioso sensible dentro del diente.

¿Cuáles son los síntomas de daño al nervio pulpar?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del daño al nervio pulpar. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Dolor en los dientes al morder.
  • Dolor en los dientes al masticar.
  • Hipersensibilidad de los dientes a las bebidas calientes o frías.
  • Hinchazón del rostro.

Los síntomas del daño al nervio pulpar pueden parecerse a los de otras condiciones de la salud oral. Consulte a un dentista, o a otro especialista de la salud oral, para el diagnóstico.

¿Por qué es necesaria la terapia de conducto radicular?

Sin tratamiento, la infección de la pulpa dental se extenderá al hueso que rodea el diente, y éste no podrá sostener el diente en su lugar.

¿Qué implica el procedimiento de conducto radicular?

El tratamiento comienza con la extracción de la corona del diente, o su parte superior, a fin de permitir el acceso al tejido pulpar. Una vez que se expone el tejido pulpar afectado, el área afectada es extraída. El área circundante que contiene el tejido pulpar se limpia cuidadosamente, se agranda y se le da forma de modo que proporcione una superficie limpia y apropiada para el empaste permanente, para evitar más infecciones e incomodidades. Después de empastar, se fabrica una corona para terminar el rescate y la restauración del diente natural. El procedimiento se prolonga durante varias visitas para asegurar que la pulpa infectada y las bacterias asociadas hayan sido drenadas adecuadamente.

Cuidado post-operatorio después de someterse a la terapia de conducto radicular:

Una vez finalizada la terapia de conducto radicular, el paciente deberá adaptarse a algunos cambios, entre los que se encuentran los siguientes:

  • Fragilidad - un diente sin pulpa se vuelve más quebradizo que un diente no tratado, y se debe prestar mucha atención para evitar su fractura o astillamiento.
  • Decoloración - un diente sin vida puede descolorarse con el tiempo, lo cual puede tratarse con blanqueado. En la mayoría de los casos, la decoloración no representa amenaza alguna para la salud del diente.

Además, la inflamación del tejido blando podría ser fuente de irritación en las semanas posteriores a la cirugía. Consulte a su dentista, o a otro especialista de la salud oral, si necesita un tratamiento que le ayude a controlar cualquier hinchazón o incomodidad post-operatoria.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Salud Oral

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355