Home > Content Library of Adult Spanish Medical Content > Patológica

Biopsia

¿Qué es una biopsia?

Una biopsia es un procedimiento realizado con el propósito de obtener tejido o células del cuerpo para examinarlos con el microscopio. Algunas biopsias pueden realizarse en la oficina del médico, mientras otras necesitan realizarse en las instalaciones de un hospital. Además, algunas biopsias requieren el uso de anestésicos para adormecer el área, mientras otras no requieren sedantes de ninguna clase.

Las biopsias usualmente se realizan para determinar si un tumor es maligno (canceroso) o para determinar la causa de una infección o inflamación inexplicada.

¿Cómo se realiza una biopsia?

Una biopsia puede obtenerse de varias formas, dependiendo del tipo de muestra que se necesite. Los endoscopios flexibles (tubos flexibles de fibra óptica, con un lente para la visión y luz) permiten que el cirujano observe dentro del cuerpo a través de una incisión pequeña y que tome una muestra de tejido. Las muestras de tejido son, por lo general, pequeñas y se extirpan del tejido que parece haber sufrido cambios en su estructura, como lo son los tumores.

Tipos de biopsias:

  • La biopsia endoscópica
    Este tipo de biopsia se realiza por medio de un endoscopio de fibra óptica (un tubo delgado y largo que tiene un telescopio de enfoque cercano en su punta para poder observar) insertado a través de un orificio natural (como por ejemplo el recto) o una incisión pequeña (por ejemplo, la artroscopia). El endoscopio se usa para observar el órgano en cuestión para buscar áreas anormales o sospechosas, para poder obtener una pequeña cantidad de tejido para estudiarlo. Los procedimientos endoscópicos reciben el nombre del órgano o parte del cuerpo que se va a visualizar, recibir tratamiento o ambos. Los médicos pueden insertar el endoscopio dentro del tracto gastrointestinal (endoscopia del tracto alimenticio), en la vejiga (citoscopia), en la cavidad abdominal (laparoscopia), en la cavidad de una articulación (artroscopia), en la porción central del pecho (mediastinoscopia), o en la tráquea y el sistema bronquial (laringoscopia y broncoscopia).
  • La biopsia de la médula ósea
    Biopsia por aspiración y por punción de la médula ósea es un procedimiento que comprende la extracción de una pequeña cantidad de líquido de la médula ósea (aspiración) y, o de tejido sólido de la médula ósea (biopsia core o por punción), generalmente de los huesos de la cadera, para estudiar la cantidad, tamaño y madurez de los glóbulos y, o de las células anormales.
  • La biopsia excisional o incisional
    Este tipo de biopsia se usa frecuentemente cuando se necesita una porción más amplia o profunda de la piel. Usando un bisturí (cuchillo quirúrgico, escalpelo), se extirpa una parte de la piel en su totalidad para un examen detallado, y la herida se cose (con suturas quirúrgicas).

    Cuando se extirpa todo el tumor, la técnica se llama biopsia excisional. Si se extirpa sólo una parte del tumor, se le llama técnica de biopsia incisional. La biopsia excisional es el método preferido cuando se sospecha la presencia de melanoma. Ambos tipos de biopsia se puede realizar con anestesia local o regional. Si el tumor se encuentra dentro del tórax o el abdomen, se usa la anestesia general.
  • La biopsia de aspiración por medio de una aguja fina (su sigla en inglés es FNA)
    Este tipo de biopsia incluye el uso de una fina aguja y una jeringa para extirpar partes muy pequeñas de un tumor. Algunas veces se utilizan analgésicos locales para adormecer el área, pero el examen raramente causa incomodidad y no deja cicatrices.

    La FNA no se utiliza para diagnosticar un lunar sospechoso, pero puede utilizarse para realizar biopsias de los nódulos linfáticos grandes cercanos al melanoma para saber si éste se ha extendido por metástasis (propagado). Puede usarse una tomografía computarizada (su sigla en inglés es CT o CAT) - un procedimiento que produce imágenes de cortes transversales del cuerpo - para guiar la aguja dentro del tumor en un órgano interno como el pulmón o el hígado.
  • Una biopsia de perforación
    Las biopsias de perforación toman una muestra de piel más profunda, con un instrumento para la biopsia que extirpa un cilindro corto o "corazón de manzana", del tejido. Después de proporcionar anestesia local, el instrumento se rota en la superficie de la piel hasta que corta todas las capas, incluyendo la dermis, epidermis y las partes más superficiales del subcutis (grasa).
  • La biopsia de raspado
    Este tipo de biopsia se realiza removiendo las capas más superficiales de la piel raspándolas con un instrumento afilado. Afeitado biopsias se usan para diagnosticar algunos tipos de cáncer de células basales o de células escamosas de la piel, pero no se recomiendan para los melanomas se sospecha de la piel. Las biopsias de raspado también se realizan con anestesia local.
  • La biopsia de la piel
    Las biopsias de la piel se realizan removiendo una muestra de piel para examinarla con el microscopio y así determinar si existe melanoma. La biopsia se realiza utilizando anestesia local. Usualmente el paciente sólo siente el leve pinchazo de una aguja y un poco de ardor durante más o menos un minuto, con un poco de presión, pero sin dolor.
Anatomía de la piel
Clic Imagen para Ampliar

Los sitios comunes para las biopsias son:

  • La médula ósea.
  • Los senos.
  • El tracto gastrointestinal.
  • El riñón.
  • El hígado.
  • El pulmón.
  • Los nódulos linfáticos.
  • La piel.
  • La tiroides.
  • El cerebro.

Después de una biopsia, la muestra de tejido se envía a una de las siguientes áreas de la anatomía patológica para que la examinen y la analicen:

  • La patología quirúrgica.
  • La citología.
  • La autopsia.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Patoló gica

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355