Home > Content Library of Adult Spanish Medical Content > Pediatría

Quemaduras

Según los últimos datos disponibles procedentes de la Campaña Nacional NIÑOS SEGUROS (National SAFE KIDS Campaign), considere las siguientes estadísticas:

  • Las lesiones accidentales, o involuntarias, son una causa principal de muerte entre los niños, adolescentes y adultos jóvenes.
  • Las causas que conducen de lesión accidental en el país son quemaduras, ahogándose, sofocan, el estrangular, los envenenamientos, las caídas, y las armas.
  • Las quemaduras y los fuegos son la quinto causa más común de la muerte accidental en niños y adultos, y son responsables de un estimado 4.000 muertes del adulto y del niño por año.
  • Casi 75 por ciento de todas las quemaduras que escaldan en niños son preventable.
  • Más de 600 niños mueren cada año en incendios, o a causa de otras lesiones por quemaduras
  • Los niños que empiezan a caminar y los niños de más edad son los que más a menudo sufren quemaduras por escaldaduras o llamas.
  • La mayoría de los niños de hasta 4 años de edad que son hospitalizados por lesiones relacionadas con quemaduras sufren quemaduras por escaldaduras (el 65 por ciento) o quemaduras por contacto (el 20 por ciento).
  • Las quemaduras por agua caliente del grifo provocan más muertes y hospitalizaciones que las quemaduras producidas por cualquier otro líquido caliente.
Edad Tipo Más Común de Lesión Factores de Riesgo
< 5 años Llamas Jugar con cerillas, encendedores, fuego de las chimeneas, barbacoas e incendios de basura.
Escaldaduras Lesiones de la cocina al echarse encima líquidos hirvientes.

Escaldaduras en la tina a menudo asociadas con la falta de supervisión o abuso infantil. El mayor número de pacientes pediátricos con quemaduras son bebés o niños menores de 3 años que se quemaron con líquidos muy calientes.
5 a 10 años Llamas Los niños varones corren un mayor riesgo a menudo como consecuencia de jugar con fuego y mostrar comportamientos arriesgados.
Escaldaduras Las niñas corren más riesgos, y la mayoría de las quemaduras se producen en la cocina o en el baño.
Adolescentes Llamas Las lesiones asociadas con las actividades colectivas de los muchachos en las cuales se utiliza gasolina u otros productos inflamables, por ejemplo los fuegos artificiales.
Eléctricas Se produden más a menudo en los adolescentes varones implicados en comportamientos atrevidos, como trepar postes eléctricos o antenas. En las zonas rurales, las quemaduras pueden producirse al mover las tuberías de irrigación que entran en contacto con una fuente eléctrica.
  • Durante los últimos 30 años, las lesiones por quemaduras han disminuido por las siguientes razones:
    • Aumento del uso de detectores de humo.
    • La inflamabilidad de los productos de consumo, como juguetes y pijamas, está regulada federalmente.
    • El gobierno de Estados Unidos supervisa la seguridad en el lugar de trabajo.
    • Se da un mayor énfasis nacional a la prevención de lesiones por quemaduras y a la seguridad contra incendios.
    • Una disminución en el hábito de fumar ayuda a prevenir las lesiones por quemaduras.
    • Los calentadores de agua nuevos en los hogares y áreas públicas están preconfigurados ahora a temperaturas más bajas para reducir las lesiones por escaldaduras.
    • Hay menos fuegos abiertos.

Lesiones por frío y calor:

Los niños son mucho más vulnerables a los cambios de la temperatura ambiental porque producen y pierden calor mucho más rápido que los adultos. Puesto que ellos están a menudo ocupados jugando y divirtiéndose, los niños tienden a prestar menos atención a cuándo tienen demasiado calor o demasiado frío hasta que se producen los problemas. Es importante que usted proteja a su hijo del sol y de las exposiciones al frío y al calor que puedan causarle enfermedades o lesiones.

Saber qué hacer en caso de producirse una quemadura o lesión térmica puede ayudar a prevenir una emergencia médica.

El cuidado de una quemadura inducida por el calor o térmica:

  • Retire al niño de la fuente de calor.
  • Enfríe la zona afectada con agua fría o compresas frías hasta que disminuya o se alivie el dolor.
  • Si se forma una ampolla, no la rompa.
  • Proteja la quemadura con una gasa seca, estéril o con una sábana o paño limpio.
  • Si la ropa del niño está pegada a la zona quemada, no intente quitarla. Corte alrededor de la ropa dejando la quemadura intacta.
  • No aplique ninguna crema, aceites o pulverizadores a la zona quemada.
  • Si la quemadura es grave, busque atención médica o marque el 911 para obtener atención médica de emergencia.

Cuidado de las quemaduras por electricidad:

  • Llame o pida a alguien que llame al 911 o a su servicio de emergencia local para obtener asistencia médica de emergencia. Las lesiones por electricidad importantes necesitan cuidado médico.
  • Desenchufe el electrodoméstico o dispositivo que haya causado la lesión o apague la corriente eléctrica.
  • Si el niño está en contacto con la corriente eléctrica no lo toque hasta que haya apagado la fuente o el cortacircuitos.
  • Determine si el niño está respirando todavía. Si el niño no está respirando empiece con la resucitación cardiopulmonar (CPR).
  • Tape la zona quemada con una gasa estéril o sábana limpia.
  • Mantenga la temperatura corporal normal de su hijo, y lleve al niño a un centro de emergencias.
  • Tome en cuenta que un niño puede experimentar un "shock" después de una quemadura por electricidad. Si su hijo muestra señales de shock, pida a alguien que llame al 911 inmediatamente.
  • No le dé a su hijo nada de comer ni de beber.
  • Coloque al niño boca arriba, al menos que se sospeche que se ha producido una lesión en el cuello o la espalda.
  • Si el niño ha vomitado o tiene una lesión grave en la cara o zona de la boca, puede acostar al niño de lado.
  • Mantenga al niño caliente con mantas o más ropa, pero no utilice una fuente de calor para calentarlas.
  • Eleve los pies y las piernas de su hijo, utilizando un soporte o almohada.

¿Cuáles son los síntomas del shock?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del shock. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas del shock pueden incluir:

  • Sudor frío.
  • Debilidad.
  • Respiración irregular.
  • Escalofríos.
  • Labios pálidos o de color azul.
  • Uñas pálidas o de color azul.
  • Pulso rápido, pero débil.
  • Náuseas.

Los síntomas pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte inmediatamente al médico de su hijo para el diagnóstico.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Pediatría

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355