Home > Content Library of Adult Spanish Medical Content > Embarazo y Nacimiento

Molestias Comunes durante el Embarazo

¿Cuáles son las molestias comunes durante el embarazo?

Los síntomas y molestias ocasionados por el embarazo varían de una mujer a otra. Las siguientes son algunas molestias comunes. No obstante, cada futura madre puede experimentar los síntomas de modo diferente o no tenerlos en absoluto:

  • Náuseas y vómitos
    Cerca de la mitad de todas las embarazadas sufren de náuseas y en ocasiones vómitos durante el primer trimestre, molestias que también se suelen llamar "náuseas matutinas" porque los síntomas son más marcados por la mañana. En algunos casos, las náuseas y los vómitos persisten durante todo el embarazo. Las "náuseas matutinas" pueden deberse a cambios en los niveles hormonales durante el embarazo.

    Esta molestia parece verse agravada por el estrés, los viajes y algunos alimentos ricos en proteínas y grasas. Para aminorar los síntomas puede ser útil comer varias veces al día en cantidades pequeñas. Una dieta rica en hidratos de carbono complejos (como pan integral, pastas, plátanos y vegetales de hojas verdes) también puede contribuir a disminuir las náuseas.

    Los vómitos graves, que hacen que la embarazada pierda líquidos y peso, pueden ser una señal de la condición llamada hiperémesis gravidarum. La hiperémesis puede provocar la deshidratación y es posible que sea necesario hospitalizar a la embarazada para reponer líquidos y nutrición por vía intravenosa. Si sufre de náuseas y vómitos constantes o graves, llame a su médico.
  • Fatiga
    Puesto que el cuerpo trabaja horas extra para proporcionar un entorno nutritivo para el feto, no es sorprendente que una mujer embarazada se sienta cansada a menudo. Durante el primer trimestre, el volumen de sangre y otros fluidos aumenta a medida que el cuerpo se adapta al embarazo. En ocasiones, la causa subyacente de la fatiga es la anemia. La anemia es la reducción en la capacidad de transporte de oxígeno de los glóbulos rojos; es un trastorno que generalmente se debe a niveles bajos de hierro. En la primera visita prenatal, se realiza un simple examen de sangre que permite determinar si el bebé tiene anemia.
  • Hemorroides
    Las hemorroides son frecuentes cuando el embarazo se encuentra avanzado, a causa del aumento de la presión sobre el recto y el perineo, y la mayor probabilidad de estreñimiento. Para prevenir la aparición de hemorroides, es conveniente evitar el estreñimiento y los esfuerzos. Consulte con su médico antes de usar cualquier medicamento para tratar esta condición.
  • Varices
    En el tercer trimestre del embarazo, es común que se produzcan varices (venas inflamadas de color morado) en las piernas y alrededor del orificio vaginal. En la mayoría de los casos, las varices son provocadas por el aumento de la presión sobre las piernas y las venas de la pelvis, así como por el mayor volumen de sangre.
  • Acidez e indigestión
    La acidez y la indigestión, causadas por la presión sobre los intestinos y el estómago (que a su vez hace que el contenido del estómago regrese al esófago) puede prevenirse o reducirse comiendo varias veces al día en pequeñas cantidades y evitando acostarse poco después de haber comido.
  • Encías sangrantes
    Dado que el flujo de sangre aumenta durante el embarazo, puede ocurrir que las encías se vuelvan más esponjosas y que sangren con facilidad. Las embarazadas deben cuidar sus dientes y encías, y hacer visitas periódicas de control al dentista. Este síntoma suele desaparecer después del embarazo.
  • Pica
    La pica es un ansia extraña de comer sustancias que no son alimentos, como tierra, arcilla o carbón. El ansia puede indicar deficiencias nutricionales.
  • Hinchazón/Retención de líquidos
    La hinchazón leve es común en el embarazo; sin embargo, la hinchazón grave y persistente puede indicar la presencia de preeclampsia (condición anormal que se caracteriza por la presión sanguínea alta). Para aliviar la hinchazón, es conveniente recostarse sobre el lado izquierdo, poner las piernas en alto, y usar medias de compresión graduada y zapatos cómodos.
  • Cambios en la piel
    Debido a las fluctuaciones en los niveles de hormonas, incluyendo las hormonas que estimulan la pigmentación de la piel, pueden aparecer manchas marrones en la cara, la frente o las mejillas. Este síntoma suele denominarse máscara del embarazo, o cloasma, y a menudo desaparece poco después del parto.

    También puede ocurrir que aumente la pigmentación en la piel que rodea los pezones, llamada aréola. Además, suele aparecer una línea oscura en la mitad del abdomen.
  • Estrías en la piel
    Es posible que aparezcan estrías rosadas en el abdomen, los senos, los muslos o las nalgas. En general, las estrías son provocadas por el aumento repentino de peso, y suelen desvanecerse una vez terminado el embarazo.
  • Infecciones por hongos
    Debido a los cambios hormonales y al aumento de la secreción vaginal, también conocido como leucorrea, las embarazadas son más susceptibles a las infecciones por hongos. Las infecciones por hongos se caracterizan por secreciones vaginales densas y blancuzcas, y comezón. Las infecciones por hongos son fáciles de tratar. Consulte siempre con su médico antes de tomar cualquier medicamento para esta condición.
  • Congestión o hemorragias nasales
    Durante el embarazo, el revestimiento del tracto respiratorio recibe mayor cantidad de sangre y, por ese motivo, suele estar más congestionado. Por el mismo motivo, puede causar congestión o hemorragias nasales. Esas hemorragias también se producen porque los pequeños vasos sanguíneos de la nariz se dañan con facilidad a causa del aumento en la presión sanguínea.
  • Estreñimiento
    El aumento de la presión sobre el recto y los intestinos a causa del embarazo puede interferir con la digestión y las defecaciones subsiguientes. Además, es posible que los cambios hormonales hagan que el cuerpo procese con mayor lentitud los alimentos. Algunas de las maneras de prevenir el estreñimiento son aumentar la cantidad de líquido, hacer ejercicio con regularidad e incluir mayor cantidad de fibra en la dieta. Consulte siempre con su médico antes de tomar cualquier medicamento para esta condición.
  • Dolor de espalda
    A medida que la mujer embarazada aumenta de peso, su equilibrio cambia; por lo tanto, la espalda debe soportar una mayor distensión, la cual aumenta por el hecho de que las articulaciones de la pelvis empiezan a aflojarse como preparación para el parto. Para reducir la distensión de la espalda es conveniente adoptar una postura adecuada y emplear técnicas apropiadas para levantarse.
  • Mareos
    Los mareos son un síntoma común durante el embarazo; sus causas pueden ser:
    • Presión sanguínea baja debido a que el útero comprime las arterias principales.
    • Bajo nivel de azúcar en la sangre.
    • Bajo nivel de hierro.
    • Ponerse de pie rápidamente.

    Para prevenir lesiones debidas a caídas durante los episodios de mareos, las mujeres embarazadas deben ponerse de pie lentamente y apoyarse en las paredes u otras estructuras estables.
  • Dolores de cabeza
    Los cambios hormonales pueden provocar dolores de cabeza durante el embarazo, en especial en el primer trimestre. El descanso, la nutrición apropiada y el consumo de líquidos en cantidad adecuada ayudan a aliviar este síntoma. Consulte siempre con su médico antes de tomar cualquier medicamento para esta condición.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo y el Nacimiento

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355