Home > Content Library of Ped Spanish Medical Content > Oído, Nariz y Garganta

Linfoma Hodgkin

¿Qué es el linfoma de Hodgkin?

El linfoma de Hodgkin es un tipo de cáncer que se desarrolla en el sistema linfático. El sistema linfático es una parte del sistema inmunológico y su función es combatir las enfermedades e infecciones. El sistema linfático también ayuda a mantener el equilibrio de líquidos en diferentes partes del cuerpo por traer de vuelta el exceso de líquido en el torrente sanguíneo.

El sistema linfático incluye lo siguiente:

  • linfa - líquido que contiene linfocitos.
  • vasos linfáticos - conductos delgados que transportan el líquido linfático a través del cuerpo.
  • linfocitos - glóbulos blancos que combaten las infecciones y las enfermedades.
  • ganglios linfáticos - órganos en forma de frijol, que se encuentran debajo de la axila, en la ingle, en el cuello, en el pecho y en el abdomen, y que actúan como filtro del líquido linfático a medida que éste circula por el cuerpo.

El linfoma de Hodgkin hace que las células del sistema linfático se reproduzcan anormalmente y, con el paso del tiempo, impiden que el organismo combata las infecciones y generan la hinchazón de los ganglios linfáticos. Las células del linfoma de Hodgkin también pueden propagarse (metástasis) a otros órganos y tejidos. Se trata de una enfermedad rara que afecta a 3,5 por ciento de todos los casos de cáncer en los Estados Unidos. El linfoma de Hodgkin considera un porcentaje pequeño de los cánceres de la niñez. En la mayoría de los casos, el linfoma de Hodgkin aparece en personas que tienen entre 15 y 40 años de edad o más de 55 años. La enfermedad, por razones desconocidas, afecta a varones más a menudo que hembras.

¿Cuáles son las causas del linfoma de Hodgkin?

Las causas específicas del linfoma de Hodgkin aún se desconocen. Es posible que una predisposición genética y una exposición a infecciones virales aumenten el riesgo de desarrollar el linfoma de Hodgkin. Existe una posibilidad una tanto mayor de que esta enfermedad se desarrolle en los hermanos y primos de los pacientes.

Se han llevado a cabo numerosas investigaciones acerca de la relación del virus Epstein-Barr (Epstein-Barr virus, EBV), que causa la mononucleosis, como también del virus de inmunodeficiencia humano (VIH), que causa el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). Se logró establecer una relación entre ambos virus infecciosos y su incidencia en niños a los que se les había diagnosticado el linfoma de Hodgkin, aunque se desconoce si existe un vínculo directo entre ellos.

Sin embargo, existen muchos individuos que padecen infecciones relacionadas con el EBV y el VIH pero que no han desarrollado la enfermedad de Hodgkin.

¿Cuáles son los síntomas del linfoma de Hodgkin?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del linfoma de Hodgkin. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Hinchazón sin dolor de los ganglios linfáticos del cuello, la axila, la ingle y el pecho.
  • Dificultad para respirar (disnea) debido al aumento de tamaño de los ganglios del pecho.
  • fiebre
  • Sudoración nocturna.
  • Cansancio inexplicable (fatiga).
  • Pérdida de peso y del apetito.
  • Comezón en la piel (prurito).
  • Infecciones virales frecuentes (por ejemplo, resfriado, gripe, infección de los senos parasenales).

Los síntomas del linfoma de Hodgkin pueden parecerse a los de otros trastornos de la sangre o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el linfoma de Hodgkin?

Además del examen físico y la historia médica completa, los procedimientos para el diagnóstico del linfoma de Hodgkin pueden incluir los siguientes:

  • Exámenes de sangre y de orina.
  • Radiografías de tórax - Examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.
  • Biopsia del ganglio linfático - Procedimiento mediante el cual se obtiene una muestra de tejido del ganglio linfático que luego se examina con un microscopio. Se necesita una biopsia para confirmar el diagnóstico de la enfermedad de Hodgkin y decir qué tipo es.
  • Tomografía computarizada del abdomen, del tórax y de la pelvis (también llamada TC o TAC): - procedimiento de imágenes diagnósticas que utiliza una combinación de radiografías y tecnología computarizada para obtener imágenes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido adiposo y los órganos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías generales.
  • Tomografía por emisión de positrones (TEP) - se inyecta glucosa (azúcar) marcada con radiactividad en el flujo sanguíneo. Una máquina de escáner puede detectar aquellos tejidos que utilicen más glucosa que los tejidos normales (por ejemplo, los tumores). Las TEP pueden ser utilizadas para detectar tumores pequeños o para determinar si el tratamiento para un tumor conocido está funcionando.
  • Linfangiograma (lymphangiogram, LAG) - Procedimiento mediante el cual se inyecta un líquido de contraste en el sistema linfático a fin de determinar el grado de implicancia linfática en áreas que, de otro modo, serían difíciles de visualizar.
  • Biopsia por aspiración y por punción de la médula ósea - un procedimiento que comprende la extracción de una pequeña cantidad de líquido de la médula ósea (aspiración) y, o de tejido sólido de la médula ósea (biopsia core o por punción), generalmente de los huesos de la cadera, para estudiar la cantidad, tamaño y madurez de los glóbulos y, o de las células anormales. Este examen se puede utilizar para ver si las células cancerosas se han llegado a la médula ósea.

¿Cómo se clasifica por etapas el linfoma de Hodgkin?

La clasificación por etapas es el proceso mediante el cual se determina si el tumor se ha propagado y, si lo hizo, hasta dónde. Existen diversos síntomas para determinar las etapas del linfoma de Hodgkin. Consulte siempre al médico de su hijo para obtener más información acerca de las distintas etapas. Uno de los método para determinar la etapa del linfoma Hodgkin es el siguiente:

  • Etapa I - Por lo general involucra a una sola región o estructura del ganglio linfático.
  • Etapa II - Involucra a dos o más regiones o estructuras de ganglios linfáticos en el mismo lado del cuerpo.
  • Etapa III - Involucra a las regiones o estructuras de ganglios linfáticos en ambos lados del cuerpo y se puede clasificar aún más en función de los órganos y las áreas afectadas.
  • Etapa IV - Involucra a la enfermedad en otras áreas (metástasis) además de la implicación del sistema linfático.

Las etapas también se dividen en función de la presencia o ausencia de ciertos síntomas de la enfermedad:

  • Asintomática (A).
  • Sintomática (B) - Los síntomas incluyen fiebre, sudores nocturnos o pérdida de peso.

Por ejemplo, la etapa IIIB representa la enfermedad que es sintomática, que involucra las regiones o estructuras de ganglios linfáticos en ambos lados del cuerpo y que se puede clasificar aún más en función de los órganos y las áreas afectadas.

Tratamiento para el linfoma de Hodgkin:

El tratamiento específico para el linfoma de Hodgkin será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • qué tan avanzada está la enfermedad y en qué etapa se encuentra.
  • tipo de enfermedad de Hodgkin
  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir (solo o en combinación):

  • quimioterapia
  • Radiación.
  • cirugía
  • Trasplante de médula ósea / células madre.
  • Cuidados de apoyo (en caso se dolor, fiebre, infección y náuseas o vómitos).
  • Seguimiento médico continuo (para determinar la respuesta al tratamiento, detectar nuevos brotes de la enfermedad y controlar los efectos secundarios del tratamiento).

Si bien una terapia agresiva aumenta la supervivencia a largo plazo, también conlleva efectos secundarios graves. Analice con el médico de su hijo la lista completa de efectos secundarios conocidos que derivan de los planes de tratamientos y las terapias.

Perspectivas a largo plazo para un niño con linfoma de Hodgkin:

El pronóstico depende en gran medida de lo siguiente:

  • qué tan avanzada está la enfermedad
  • la presencia o ausencia de metástasis
  • La respuesta a la terapia.
  • La edad y el estado general de salud del niño.
  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • nuevos acontecimientos en el tratamiento.

Al igual que en los demás tipos de cáncer, el pronóstico y la supervivencia a largo plazo pueden variar considerablemente según el caso. Cada niño es único y, por lo tanto, el tratamiento y el pronóstico se deben planificar de acuerdo con sus necesidades. La atención médica a tiempo y una terapia agresiva contribuyen a un mejor pronóstico. El seguimiento continuo es esencial para un niño al que se le diagnosticó linfoma de Hodgkin. Un paciente que sobrevivió a un linfoma Hodgkin, incluyendo los segundos cánceres, puede presentar evidencias de los efectos secundarios de la radioterapia y la quimioterapia. De todas maneras, continuamente se descubren nuevos métodos para mejorar el tratamiento y reducir los efectos secundarios.

Haz click aquí para ir a la página de
Los Recursos en la Red del Oído, la Nariz y la Garganta.

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355