Home > Content Library of Ped Spanish Medical Content > Embarazo de Alto Riesgo

Hipertiroidismo

¿Qué es el hipertiroidismo?

Hipertiroidismo significa hiperactividad de la glándula tiroides, lo que da como resultado un exceso de hormona tiroidea en el torrente sanguíneo. La hipersecreción de hormona tiroidea ocasiona hiperactividad del metabolismo del cuerpo. Si bien existen diversas formas de hipertiroidismo, la más común es la enfermedad de Graves.

¿Qué es la enfermedad de Graves?

La enfermedad de Graves se asocia comúnmente con hipertiroidismo y es la causa más común de hipertiroidismo en el embarazo. Los investigadores creen que esta enfermedad es causada por un anticuerpo que sobreestimula a la tiroides y como consecuencia, ocasiona la producción excesiva de hormona tiroidea. La enfermedad de Graves está catalogada como trastorno auto inmune (una disfunción del sistema inmune del cuerpo). La enfermedad suele ser hereditaria y es más común en las mujeres jóvenes y de edad mediana.

Los síntomas de la enfermedad de Graves son idénticos a los del hipertiroidismo, con la adición de otros tres síntomas. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los tres síntomas adicionales incluyen:

  • Bocio (agrandamiento de la tiroides que puede causar una protuberancia en el cuello)
  • Ojos protuberantes (exoftalmos)
  • Engrosamiento de la piel en el área de la barbilla

¿Cuáles son los síntomas del hipertiroidismo?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del hipertiroidismo. Sin embargo, cada persona puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Nerviosismo
  • Irritabilidad
  • Aumento de la transpiración
  • Piel delgada
  • Cabello fino y quebradizo
  • Debilidad muscular, especialmente en los muslos y parte superior de los brazos
  • Manos temblorosas
  • Pulso acelerado
  • Presión sanguínea alta
  • Aumento en las evacuaciones
  • Pérdida de peso
  • Dificultad para dormir
  • Sensibilidad ocular a la luz
  • Mirada fija
  • Confusión
  • Irregularidades en el ciclo menstrual

Los síntomas del hipertiroidismo pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo afecta el embarazo al hipertiroidismo?

Las glándulas tiroides sanas funcionan normalmente en el embarazo. Menos del 1 por ciento de las mujeres sufren de un exceso en la función de la tiroides durante el embarazo. Aparentemente, el embarazo no empeora el trastorno ni complica el tratamiento.

¿Cómo afecta el hipertiroidismo al embarazo?

El hipertiroidismo sin control tiene diversos efectos. Puede provocar un nacimiento prematuro (antes de las 37 semanas de embarazo) y bajo peso al nacer. Algunos estudios han mostrado un aumento en hipertensión inducida por embarazo (presión sanguínea alta del embarazo) en las mujeres con hipertiroidismo.

La denominada tormenta tiroidea (forma grave de hipertiroidismo que puede poner en riesgo la vida) puede provocar complicaciones durante el embarazo. Es un trastorno en el que, si no se lo trata, los altos niveles de hormona tiroidea pueden causar fiebre alta, deshidratación, diarrea, frecuencia cardíaca rápida e irregular, shock y la muerte.

Los medicamentos para tratar el hipertiroidismo pueden afectar al feto y al neonato. Algunos medicamentos pueden estar asociados con defectos congénitos. Se desconoce si los medicamentos antitiroideos pueden causar hipotiroidismo (niveles tiroideos bajos) en el feto y el neonato. El hipertiroidismo neonatal puede ocurrir en aproximadamente el 1 por ciento de los neonatos. Aunque la mayoría de los casos son transitorios y no causan problemas al bebé, es importante que se le realice un monitoreo esmerado.

Control del hipertiroidismo durante el embarazo:

El tratamiento específico para el hipertiroidismo será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • Tipo de hipotiroidismo
  • Qué tan avanzada está la enfermedad
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias
  • Sus expectativas para la evolución de la enfermedad
  • Su opinión o preferencia

El tratamiento para el hipertiroidismo es muy específico para cada paciente. El objetivo del tratamiento es mantener los niveles de hormona tiroidea dentro de los valores normales. El tratamiento puede incluir:

  • Monitoreo frecuente de niveles tiroideos durante todo el embarazo.
  • Fármacos antitiroides para facilitar la disminución del nivel de hormonas tiroideas en sangre (ciertos fármacos pueden afectar el feto y provocar defectos congénitos y no deben utilizarse).
  • Cirugía para extirpar parte de la tiroides (nódulo hiperfuncionante).

El uso de iodo radiactivo, en píldora o líquido, que daña las células tiroideas y no es seguro durante el embarazo.

Las mujeres con hipertiroidismo pueden aumentar las posibilidades de un embarazo saludable mediante atención médica prenatal y la colaboración con sus prestadores de servicios de salud en el control de la enfermedad.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo de Alto Riesgo

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355