Home > Content Library of Ped Spanish Medical Content > Embarazo de Alto Riesgo

Descripción General de la Pérdida del Embarazo

¿Qué es la pérdida del embarazo?

La pérdida del embarazo es la muerte de un nonato en cualquier momento de la gestación. Se calcula que esto ocurre en más de la mitad de los embarazos tempranos. La mayor parte se produce tan precozmente que la madre ni siquiera sabe que está embarazada. Aunque entre un 15 y un 20 por ciento de los embarazos diagnosticados se pierden durante el primero o el segundo trimestre de gestación, casi todos se producen en el primer trimestre. Solamente un 1 por ciento de los embarazos diagnosticados se pierden después de las 16 semanas. La pérdida del embarazo pueden producirse por:

  • óvulo carente de núcleo (o huevo huero) - pérdida del embarazo antes de las 8 semanas debido a que el óvulo fertilizado nunca se desarrolla hasta llegar a ser un embrión
  • Aborto espontáneo - pérdida temprana del embarazo
  • Embarazo ectópico - desarrollo del feto fuera del útero, en las trompas de falopio, en el conducto cervical o en la cavidad pélvica o abdominal
  • Embarazo molar - desarrollo anormal de los tejidos de feto y la placenta, que se produce aproximadamente en uno entre 1000 o 1500 embarazos
  • La muerte del feto - muerte del feto antes de nacer

¿Cuáles son las causas de la pérdida del embarazo?

La amplia mayoría de las pérdidas de embarazo se debe a anomalías cromosómicas o genéticas. Sin embargo, hay otros factores que también tienen importancia en la pérdida del embarazo. éstos pueden incluir, entre otros, los siguientes:

  • Desarrollo anormal del embrión
  • Problemas hormonales de la madre, incluyendo bajos niveles de progesterona o función tiroidea anormal
  • Diabetes en la madre (especialmente en mujeres cuyos niveles de glucosa en sangre no han sido controlados eficientemente)
  • Anomalías del útero entre las que se incluyen: presencia de tejido cicatrizal en el útero, formación o forma anormal del útero, o miomas (fibromas o tumores fibroides)
  • Cérvix incompetente - la abertura del útero no puede mantenerse cerrada durante el embarazo
  • Infección (incluyendo organismos como el citomegalovirus (CMV), micoplasma, clamidia y ureaplasma, así como también listeriosis y toxoplasmosis)
  • Anticuerpos antifetales - el sistema inmune de la madre reconoce al feto como un cuerpo extraño y lo rechaza
  • Enfermedades autoinmunes (trastornos como el lupus eritematoso en el que se forman anticuerpos contra las substancias químicas normales propias del cuerpo; entre otros problemas se encuentra el síndrome de anticuerpos antifosfolípidos)
  • Tabaquismo (existe una relación entre el tabaquismo y la pérdida del embarazo)
  • Exposición a substancias tóxicas y químicas como los medicamentos anticancerígenos (los estudios discrepan sobre la relación entre substancias como los gases anestésicos, el alcohol y la cafeína y la pérdida de embarazos; no se ha demostrado que la exposición a pantallas de vídeo o computadoras esté relacionada con la pérdida de embarazos)

Algunas mujeres tienen problemas recurrentes y pierden varios embarazos, habitualmente tres o más. A menudo es difícil descubrir la causa de las pérdidas recurrentes y es posible que las parejas deban someterse a pruebas adicionales para detectar problemas genéticos o cromosómicos.

Afortunadamente, la mayoría de las pérdidas de embarazos son eventos aislados. Una mujer que sufre una pérdida espontánea tiene entre un 80 y un 90 por ciento de posibilidades de tener un embarazo normal la próxima vez que conciba.

¿Por qué es un problema la pérdida del embarazo?

Algunas pérdidas de embarazo no ocasionan ningún problema, mientras que otras pueden ser muy graves y amenazar la vida de la madre, si no recibe tratamiento. Sin embargo, lo que resulta más difícil para la mayoría de las familias es el estrés emocional de la pérdida.

Perder un bebé en cualquier momento del embarazo puede ser muy difícil desde el punto de vista físico y emocional tanto para la madre como para los otros integrantes de la familia. Para algunas familias, el momento de la pérdida puede hacer que la experiencia sea más o menos difícil. Por ejemplo, una pérdida temprana, incluso antes de que la madre sepa que está embarazada, puede ser mucho menos estresante que una pérdida que se produce cuando el embarazo está más avanzado, después de sentir el movimiento fetal o de ver al feto en la ecografía. Sin embargo, los padres pueden sentirse muy heridos y tristes independientemente del momento en que ocurra.

Los padres a menudo reaccionan a la pérdida con una profunda pena, con sentimientos como los siguientes:

  • Shock, aturdimiento, negación y confusión
  • Enojo, culpa, búsqueda y ansiedad
  • Desorientación, depresión, retraimiento, falta de energía
  • Reorganización, resolución

éstas son respuestas normales a la pérdida y pueden demorar meses, y a veces años, en desaparecer. La experiencia con las familias que pasan por este dolor ha demostrado que puede ser útil:

  • Ver o sostener al bebé (esto es especialmente importante en las pérdidas de embarazos avanzados y con los bebés que mueren a causa de un defecto de nacimiento)
  • Recuerdos (un mechón de cabello, la impresión de la mano o el pie, el nombre del bebé)
  • Terapia (con un profesional que tenga experiencia en pérdida de seres queridos)
  • Hacer un funeral o un servicio conmemorativo

¿Cuáles son los síntomas de la pérdida del embarazo?

El síntoma más común es la hemorragia vaginal. En los embarazos avanzados, la mujer cuyo bebé ha muerto ya no siente los movimientos fetales. No obstante, cada tipo de pérdida tiene síntomas específicos. Además, cada mujer puede mostrar síntomas diferentes o los síntomas pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Consulte siempre a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la pérdida del embarazo?

Además del examen físico y los antecedentes médicos completos, el diagnóstico de la pérdida del embarazo normalmente se basa en pruebas de laboratorio. Por otro lado, los síntomas que relata el paciente ayudan al diagnóstico. Las pruebas utilizadas para diagnosticar la pérdida del embarazo pueden incluir:

  • Pruebas de embarazo en sangre para detectar la hormona gonadotropina coriónica humana (hCG)
  • Ecografía - técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de los vasos sanguíneos, los tejidos y los órganos.

Tratamiento de la pérdida del embarazo:

El tratamiento específico de la pérdida del embarazo será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su embarazo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • La edad gestacional del feto
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias
  • El tipo de pérdida del embarazo
  • Su opinión o preferencia

Cuando se produce la pérdida del embarazo, se deben retirar del útero todos los tejidos fetales para evitar complicaciones posteriores. La terapia y el apoyo de la familia son importantes. Su médico puede ayudarla a encontrar recursos y organizaciones de apoyo que puedan ayudar después de la pérdida de un embarazo.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo de Alto Riesgo

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355