Home > Content Library of Ped Spanish Medical Content > Embarazo de Alto Riesgo

Toxoplasmosis

¿Qué es la toxoplasmosis?

La toxoplasmosis es una infección provocada por un parásito unicelular llamado Toxoplasma gondii. Si bien muchas personas pueden estar infectadas con el toxoplasma, muy pocas tienen síntomas, porque el sistema inmunológico normalmente impide que el parásito cause enfermedad. Los bebés que resultan infectados antes del nacimiento pueden nacer con graves problemas mentales o físicos.

La toxoplasmosis a menudo presenta síntomas similares a la gripa, con inflamación de los ganglios o dolores musculares que persisten por períodos que van de unos días a varias semanas. Es posible practicar exámenes a las madres para determinar si han desarrollado anticuerpos contra la enfermedad. Los exámenes del feto pueden incluir ecografías o un examen del líquido amniótico o de la sangre del cordón umbilical. El tratamiento puede incluir antibióticos.

La Prevención de la toxoplasmosis:

Los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Center for Disease Control and Prevention, su sigla en inglés es CDC) recomiendan las siguientes medidas para prevenir la infección con toxoplasmosis:

  • Utilizar guantes al trabajar en el jardín o llevar a cabo tareas a la intemperie que consistan en manipular tierra. Los gatos, en cuyas heces puede estar incluido el parásito, suelen utilizar los jardines y areneros como caja sanitaria. Lavarse bien las manos con jabón y agua tibia después de realizar actividades a la intemperie, en especial antes de comer o preparar alimentos.
  • Pedirle a una persona sana y no embarazada que cambie la caja sanitaria del gato. Si esto no fuera posible, utilizar guantes y limpiar la caja sanitaria a diario (el parásito que se encuentra en las heces de los gatos sólo puede infectar durante unos pocos días después de la defecación). Lavarse bien las manos con jabón y agua tibia después de manipular carne cruda.
  • Pedirle a una persona sana y no embarazada que manipule la carne cruda en su lugar. Si esto no fuera posible, usar guantes de látex limpios cuando toque carne cruda y lavar la tabla de cortar, pileta, cuchillos y otros utensilios que puedan haber estado en contacto con carne cruda. Lavarse bien las manos con jabón y agua tibia después de manipular carne cruda.
  • Cocinar bien la carne, es decir, hasta que el centro no esté rosado o los jugos sean transparentes. No probar la carne antes de que se haya cocinado por completo.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo de Alto Riesgo

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355