Home > Content Library of Ped Spanish Medical Content > Trastornos Neurológicos

Descripción General de los Exámenes de Diagnóstico

Fotografía de un paciente en un escáner

¿Cuáles son los exámenes de diagnóstico que se utilizan para evaluar los trastornos del sistema nervioso?

La evaluación y el diagnóstico del daño del sistema nervioso son difíciles y complejos. Muchas veces, los mismos síntomas se producen en distintas combinaciones en los diferentes trastornos. Además, muchos trastornos no cuentan con una causa, un marcador o un examen definitivos, lo que dificulta aún más el proceso de diagnóstico.

Entre los exámenes neurológicos que se utilizan para la evaluación de los niños se pueden incluir los siguientes:

  • tomografía computarizada (También llamada TC o TAC.) - procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza una combinación de radiografías y tecnología computarizada para obtener imágenes de cortes transversales (a menudo llamadas "rebanadas") del cuerpo, tanto horizontales como verticales. Una TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, los músculos, el tejido adiposo y los órganos. Las tomografías computarizadas muestran más detalles que las radiografías generales.
  • electroencefalograma (EEG) - procedimiento que registra la actividad eléctrica continua del encéfalo mediante electrodos adheridos al cuero cabelludo.
  • imágenes por resonancia magnética (IRM) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.
  • exámenes de electrodiagnóstico (por ejemplo, la electromiografía y la velocidad de conducción nerviosa) - pruebas que se utilizan para evaluar y diagnosticar los trastornos musculares y de las neuronas motoras. Se introducen electrodos en el músculo o se colocan sobre la piel que recubre un músculo o un grupo de músculos y se registra la actividad eléctrica y la respuesta muscular.
  • tomografía por emisión de positrones (su sigla en inglés es PET) - técnica de imágenes computarizadas con la que se obtiene una imagen de la actividad del encéfalo, no de su estructura, al medir los niveles de glucosa inyectada que se marcan con un trazador radioactivo.
  • arteriograma (También llamado angiograma.) - procedimiento mediante el cual se obtiene una imagen de las arterias que van hacia el encéfalo y las que lo atraviesan.
  • análisis del líquido cefalorraquídeo (También llamado punción raquídea o punción lumbar.) - procedimiento que se utiliza para realizar una evaluación o un diagnóstico mediante el análisis del líquido extraído de la columna vertebral.
  • potenciales evocados - procedimientos que registran la actividad eléctrica del encéfalo como respuesta a diferentes estímulos visuales, auditivos o sensoriales.
  • mielograma - procedimiento mediante el cual se inyecta un medio de contraste en el conducto raquídeo para hacer su estructura claramente visible en las radiografías.
  • ecografía (También llamada sonografía.) - técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas sonoras de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de los vasos sanguíneos, los tejidos y los órganos. Se utiliza para ver el funcionamiento de los órganos internos y para evaluar el flujo sanguíneo a través de diversos vasos.
  • neurosonografía - procedimiento mediante el cual se utilizan ondas sonoras de alta frecuencia y que le permite al médico analizar el flujo sanguíneo.
  • Punción lumbar (también llamada punción lumbar) - una aguja especial se coloca en la espalda baja, en el canal espinal, que es el área que rodea la médula espinal. La presión en el canal espinal y el cerebro se puede medir. Una pequeña cantidad de líquido cefalorraquídeo (LCR) puede ser retirado y enviado al laboratorio para comprobar si hay una infección u otros problemas. LCR es el líquido que baña el cerebro y la médula espinal.

¿Cómo debo preparar a mi hijo para un examen neurológico?

  • bebés
    No puede explicarle el examen a su bebé, pero puede llevarle una manta, un juguete o su chupete preferido para que se sienta más seguro durante la prueba. Puede amamantarlo o darle el biberón con jugo o leche de fórmula sólo cuando el técnico le indique que su bebé puede alimentarse.
  • niños que empiezan a caminar y niños en edad preescolar
    Los niños pequeños recuerdan cosas sólo por un período corto, por lo tanto, el mejor momento para hablarles sobre el examen es justo antes de ingresar al hospital. Explíquele que van al hospital para que le tomen fotografías que el médico necesita para ayudarlo a sentirse mejor. Trate de utilizar palabras simples.

    Es importante que sea siempre honesto. Si el examen va a ser incómodo, asegúrese de decirle que está bien si llora. Debido a que los niños de esa edad sienten temor al separarse de sus padres, deben saber que su mamá o papá se quedarán con ellos todo el tiempo posible. Cuando vaya al hospital, lleve un libro, un juguete o la manta favorita de su hijo.
  • niños en edad escolar
    Los niños en edad escolar tienen una imaginación fértil. Si no les dicen la verdad, imaginan algo mucho peor que el examen real. El día en el cual realizarán el examen, dígale a su hijo que irán al hospital para que le tomen unas fotografías, que le ayudarán al médico a decidir lo mejor para que se sienta bien. Recuerde utilizar palabras simples, ser honesto y tratar de decirle a su hijo exactamente lo que ocurrirá. Si el examen va a ser incómodo, asegúrese de decirle que está bien si llora. Cuando vaya al hospital, lleve un libro, un juguete o el juego favorito de su hijo.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Los Trastornos Neurológicos

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355