Home > Content Library of Ped Spanish Medical Content > Recién Nacido Normal

Introducción al Uso del Biberón

Si en su ausencia se alimentará al bebé con biberón, comience a utilizarlo antes de regresar a su trabajo. Sin embargo, se recomienda amamantar al bebé durante las primeras tres o cuatro semanas. De esta manera, el cuerpo de la madre puede mantener una determinada producción de leche antes de separarse del bebé y se evita la confusión entre el pezón y la tetina. Se ha descubierto que el uso del biberón para administrar un suplemento o sustituto de la leche materna antes de las cuatro semanas reduce la producción de leche.

La frecuencia con la que se debe alimentar al bebé mediante el uso de un biberón, antes de que la madre regrese a su trabajo, depende de la duración de la licencia por maternidad. Si usted debe retornar al trabajo entre las cuatro y las ocho semanas posteriores al parto, agregue un biberón de leche materna con una o dos semanas de anticipación. Para alimentar al bebé, elija un horario en el que normalmente usted se encontraría fuera del hogar y no le suministre más de un biberón durante ese período. De esta forma el bebé podrá adaptarse más fácilmente al cambio, dado que este procedimiento se habrá convertido en parte de su rutina. Sin embargo, usted puede optar por restringir la cantidad de leche del biberón para poder amamantar a su bebé dos o tres horas más tarde.

Si la licencia por maternidad es más prolongada, puede comenzar a utilizar un biberón con leche materna entre las 8 y las 10 semanas posteriores al parto, pero en este caso no necesita hacerlo en forma diaria ni en un horario en el que normalmente estaría trabajando. Estos procedimientos pueden aplicarse una o dos semanas antes de que culmine la licencia.

Algunos bebés rechazan el biberón que sus madres les ofrecen. En este caso, quizás sea necesario que el padre, o alguna otra persona, alimente al bebé. Esta alternativa también permitirá que el bebé se adapte a la ausencia de su madre durante la alimentación. Debe tener en cuenta, además, que no todas las tetinas de los biberones son iguales. Algunas suelen ser más compatibles con la lactancia que otras, y en algunos casos los bebés prefieren una clase determinada.

Si usted no debe regresar al trabajo hasta la segunda mitad del primer año de su bebé, probablemente no será necesario que realice ninguno de estos procedimientos para comenzar a utilizar el biberón. A partir de esa edad, los bebés no suelen tener dificultades para utilizar una taza común o una taza con boquilla.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Recién Nacido Normal

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355