Home > Content Library of Ped Spanish Medical Content > Embarazo y Nacimiento

Nutrición durante el Embarazo

La importancia de una buena nutrición durante el embarazo:

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (Food and Drug Administration, su sigla en inglés es FDA), para sostener un embarazo saludable son necesarias cerca de 300 calorías adicionales diariamente. Estas calorías deben provenir de una dieta equilibrada a base de proteínas, frutas, verduras y granos integrales; los dulces y grasas deben mantenerse a un nivel mínimo. Una dieta sana y bien equilibrada durante el embarazo ayuda además a reducir algunos síntomas del embarazo como las náuseas y el estreñimiento.

La Asociación Dietética Americana (American Dietetic Association, ADA) recomienda los siguientes componentes clave de un estilo de vida saludable durante el embarazo:  aumento de peso apropiado, consumo de una variedad de comidas de acuerdo con la pirámide alimentaria, y suplementos minerales y vitamínicos ingeridos en forma oportuna y apropiada.

La ingesta de líquidos también es una parte importante de una dieta saludable para las embarazadas. Para tomar suficiente cantidad de líquidos, las mujeres deben beber 6 a 8 vasos de agua por día además de los líquidos que ingieren cuando toman jugos y sopas. Las embarazadas deben hablar con el médico acerca de la necesidad de restringir el consumo de cafeína y endulzantes artificiales. El consumo de bebidas alcohólicas debe evitarse por completo durante el embarazo.

¿Por qué es importante el ácido fólico?

El Servicio de Salud Pública de Estados Unidos (US Public Health Service) recomienda que las mujeres en edad fértil consuman 400 microgramos (0,4 mg) de ácido fólico por día. El ácido fólico, un nutriente presente en algunas verduras de hojas verdes, en la mayoría de las bayas, nueces, frijoles, frutos cítricos, cereales fortificados para el desayuno y algunos suplementos vitamínicos, puede ayudar a reducir el riesgo de defectos congénitos del cerebro y la médula espinal (llamados defectos del tubo neural). El defecto del tubo neural más común es la espina bífida (que consiste en que las vértebras no se fusionan como corresponde, por lo que la médula queda expuesta), que puede provocar diversos grados de parálisis, incontinencia y, en ocasiones, retraso mental.

El ácido fólico es sobre todo beneficioso durante los 28 días posteriores a la concepción, que es cuando se produce la mayor parte de los defectos del tubo neural. Lamentablemente, muchas mujeres no advierten que están embarazadas antes de los 28 días. Por lo tanto, la ingestión de ácido fólico debe comenzar con anterioridad a la concepción y continuar durante el embarazo. Su médico le recomendará la cantidad apropiada de ácido fólico para satisfacer sus necesidades individuales.

La mayor parte de los médicos recetan un suplemento prenatal antes de la concepción, o poco después, para asegurarse de que las necesidades nutricionales de la mujer queden cubiertas. No obstante, un suplemento prenatal no reemplaza una dieta sana.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo y el Nacimiento

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355