Home > Content Library of Ped Spanish Medical Content > Embarazo y Nacimiento

Fumar y el Embarazo

Sabía usted que...

Los estudios sugieren que el tabaco aumenta el riesgo de parto prematuro (parto antes de completar las 37 semanas de gestación). Además, el fumar casi duplica el riesgo de tener un bebé de bajo peso. Casi 12 por ciento de los bebés nacidos de madres fumadoras en el año 2004 en los Estados Unidos fueron de bajo peso (menos de 2.5 kg/5.5 libras), mientras que, en el caso de madres no fumadoras, la tasa de nacimientos con bajo peso fue del 7.2 por ciento.

Fuente: The March of Dimes (organización para la protección de los bebés).

Riesgos asociados con el fumar durante el embarazo:

Aunque en la actualidad menos mujeres fuman durante el embarazo que antes, el hábito aún persiste entre muchas embarazadas. Además, aunque una embarazada no fume, puede verse expuesta al humo exhalado por otros fumadores en el hogar, su lugar de trabajo o en entornos sociales.

El humo puede provocar diversos daños en el feto y puede ser causa de:

  • Bajo peso al nacer.
  • Nacimiento prematuro.
  • Muerte.
  • Mayor riesgo de defectos congénitos.

Posteriormente, los bebés de fumadoras pueden además tener los siguientes problemas:

  • Desarrollo deficiente de los pulmones.
  • Asma e infecciones respiratorias.
  • Mayor riesgo del síndrome de muerte súbita (su sigla en inglés es SIDS).
  • Crecimiento físico deficiente.
  • Desarrollo intelectual deficiente.
  • Problemas del comportamiento.

Asimismo, la madre puede experimentar problemas durante el embarazo como resultado del tabaco, incluyendo, pero sin limitarse a, los siguientes:

  • Complicaciones de la placenta.
  • Parto prematuro.
  • Infecciones del útero.

Los investigadores creen que los efectos del monóxido de carbono (que reduce el oxígeno presente en la sangre) y la nicotina (que estimula la secreción de determinadas hormonas) provocan muchos de estos efectos adversos.

Los bebés de madres que están expuestos regularmente al humo de segunda mano durante el embarazo tienen más probabilidades de haber reducido el crecimiento fetal y bajo peso al nacer.

No obstante, según la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (US Food and Drug Administration, su sigla en inglés es FDA), si una mujer deja de fumar al principio del embarazo, se incrementa la probabilidad de dar a luz a un bebé sano.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo y el Nacimiento

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355