Home > Spanish Tests and Procedures > Neurológica Pruebas y Procedimientos

Arteriograma cerebral

(Angiografía cerebral, Angiograma cerebral)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es un arteriograma cerebral?

Un arteriograma, también llamado angiograma, es una imagen radiográfica de los vasos sanguíneos. Se realiza para evaluar varios trastornos vasculares, tales como un aneurisma (el vaso sanguíneo se agranda en forma de saco), estenosis (estrechamiento de un vaso sanguíneo) u obstrucciones.

Un arteriograma cerebral es un arteriograma de los vasos sanguíneos del cerebro.

¿Cómo se realiza un arteriograma?

Un arteriograma consiste en insertar un catéter arterial (una delgada sonda larga) en un vaso sanguíneo grande e inyectar un colorante de contraste. El colorante de contraste hace que los vasos sanguíneos aparezcan opacos en la imagen radiológica. Esto permite que el médico visualice mejor la estructura del vaso o los vasos que está examinando.

Se pueden examinar muchas arterias mediante un arteriograma, incluidos los sistemas arteriales de las piernas, los riñones, el cerebro y el corazón.

En el arteriograma cerebral, el acceso a la arteria puede lograrse a través de la arteria carótida en el cuello, la arteria femoral en la ingle o, con menor frecuencia, la arteria braquial en la zona del codo del brazo. La arteria femoral es la que se utiliza con mayor frecuencia porque en general es la de más fácil acceso. Después de que se coloca el catéter, se inyecta el colorante de contraste y se toma una serie de imágenes radiológicas. Estas imágenes radiológicas muestran las estructuras de los vasos sanguíneos capilares, venosos y arteriales y el flujo sanguíneo en el cerebro.

Entre otros procedimientos relacionados que pueden utilizarse para diagnosticar trastornos cerebrales se incluyen las radiografías, la resonancia magnética nuclear (RMN) del cerebro y la tomografía computarizada (TC) del cerebro. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Razones para realizar el procedimiento

La arteriograma cerebral puede realizarse para detectar anomalías de los vasos sanguíneos que están en el interior del cerebro o que llegan al cerebro. Estas anomalías incluyen, entre otras: aneurismas, estenosis, malformación arteriovenosa (afección caracterizada por la comunicación anormal entre arterias y venas), trombosis (coágulo de sangre dentro de un vaso sanguíneo) u oclusión (estrechamiento de un vaso sanguíneo).

Un arteriograma cerebral también puede detectar otros trastornos que causan una desviación de los vasos sanguíneos del cerebro. Entre estos trastornos se incluyen tumores, edema (inflamación), hernia (dislocación del tejido cerebral causada por la presión dentro del cerebro debido a inflamación, sangrado u otras causas), vasoespasmo (espasmo de un vaso sanguíneo que provoca una oclusión del vaso), aumento de la presión intercraneal (aumento de la presión dentro del cerebro) e hidrocefalia (líquido en el cerebro).

Se puede hacer un arteriograma cerebral para localizar grapas que se hayan colocado en los vasos sanguíneos en intervenciones quirúrgicas previas y/o para evaluar la condición de dichos vasos después de un procedimiento de clipaje.

Se puede recomendar un arteriograma cerebral después de un procedimiento previo, como una tomografía computarizada que indique la necesidad de información adicional, que se puede obtener por medio de este procedimiento.

Su médico puede recomendarle un arteriograma cerebral por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Es posible que desee preguntarle a su médico sobre la cantidad de radiación que se utiliza durante el procedimiento y los riesgos relacionados con su situación particular. Es una buena idea llevar un registro de su historial de exposición a la radiación, como exploraciones anteriores y otros tipos de exploraciones radiológicas, de forma tal que pueda informar a su médico. Los riesgos asociados con la exposición a la radiación pueden estar relacionados a la cantidad acumulativa de exámenes y/o tratamientos con rayos X durante un período de tiempo prolongado.

Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico. La exposición a la radiación durante el embarazo puede provocar anomalías congénitas. Si es necesario que se haga un ateriograma cerebral, se tomarán precauciones especiales para minimizar la exposición del feto a la radiación.

Existe el riesgo de tener una reacción alérgica al colorante. Los pacientes con alergia o sensibilidad a ciertos medicamentos, colorante de contraste, o yodo deben informarlo a su médico. Además, los pacientes con insuficiencia renal u otros problemas renales deben informarlo a su médico.

Los pacientes con afecciones del hígado o de la tiroides también deben informar al médico. En algunos casos, este procedimiento no es aconsejable en pacientes con estos trastornos.

Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes de practicar el procedimiento.

Debido a que el procedimiento involucra los vasos sanguíneos y el flujo sanguíneo del cerebro, existe un pequeño riesgo de complicaciones relacionadas con el cerebro. Estas complicaciones pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • pérdida del conocimiento
  • accidente isquémico transitorio (un trastorno breve similar a un accidente cardiovascular, [TIA por sus siglas en inglés])
  • hemiplejia (parálisis de un lado del cuerpo)
  • émbolo (coágulo en el vaso sanguíneo)
  • hemorragia (sangrado)
  • hematoma (un área de inflamación causada por acumulación de sangre)
  • accidente cerebrovascular (apoplejía)
  • afasia (pérdida de la capacidad para hablar o la capacidad para entender el lenguaje)

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.
  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el que autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.
  • Infórmele al médico si ha tenido alguna vez una reacción a cualquier colorante de contraste, o si tiene alergia al yodo o a los mariscos.
  • Infórmele al médico si tiene sensibilidad o alergia a algún medicamento, látex, cinta adhesiva y agentes anestésicos (locales y generales).
  • Deberá ayunar durante un período determinado antes del procedimiento. Su médico le avisará cuánto tiempo deberá ayunar, ya sea por algunas horas o durante toda la noche.
  • Notifique a su médico si está embarazada o sospecha que puede estarlo.
  • Infórmele al médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.
  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento, si es necesario. También puede recibir medicación anticolinérgica, que actúa para reducir la producción de saliva en la boca, inhibir la producción de ácido en el estómago y disminuir las actividades del tracto intestinal, entre otros efectos. Si recibe esta medicación, puede sentir sequedad en la boca.
  • Avísele al médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes de practicar el procedimiento.
  • Según el lugar donde se inyecta el colorante de contraste, el período de recuperación puede durar hasta 12 o 24 horas. Debe estar preparado para permanecer durante la noche, si fuera necesario.
  • Su médico puede solicitar un análisis de sangre antes del procedimiento para determinar cuánto tarda en coagular la sangre. También pueden realizarse otros análisis de sangre.
  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Un arteriograma cerebral puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, el arteriograma cerebral sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, joyas, broches de pelo, dentadura postiza u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.
    Imagen de una angiografía carótida
    Angiografía carótida
  2. Si le indican que se quite la ropa, le entregarán una bata para que se la ponga.
  3. Se le recordará que vacíe la vejiga antes de comenzar el procedimiento.
  4. Se lo colocará en la mesa de radiología.
  5. Puede estar conectado a un monitor de electrocardiograma (ECG) que registra la actividad eléctrica del corazón y lo monitorea durante el procedimiento a través de unos pequeños electrodos adhesivos. Durante el procedimiento se controlarán las constantes vitales (frecuencia cardíaca, presión arterial y frecuencia respiratoria) y las constantes neurológicas.
  6. Si el catéter se introducirá en la ingle o en el brazo, el radiólogo le tomará las pulsaciones debajo del lugar de la inserción y lo marcará para poder verificar la circulación a la extremidad debajo de esa zona después del procedimiento.
  7. Se insertará el catéter en una arteria del cuello o de la ingle después de limpiar la piel y de inyectar un anestésico local. En algunas ocasiones, puede utilizarse en su lugar una arteria de la zona del codo del brazo. Si se utiliza el cuello, se colocará una almohada bajo los hombros para hiperextender (flexionar hacia atrás) el cuello y se inmovilizará la cabeza para prevenir el riesgo de dañar la arteria que puede provocar el movimiento de la cabeza. Si se utiliza un área de la ingle o del brazo, se afeitará el área antes de la inserción del catéter arterial. Si se utiliza el área del brazo, se colocará un manguito para la presión arterial en el brazo debajo del área de inserción y se lo inflará para prevenir que el colorante de contraste fluya a la parte inferior del brazo.
  8. Cuando se haya introducido el catéter en la arteria en la ingle o el brazo, se utilizará un tipo especial de rayos X conocido como fluoroscopia para verificar la ubicación del catéter dentro del cuerpo.
  9. Se administrará una inyección de colorante de contraste. Es posible que sienta algunos efectos cuando se inyecta el colorante en la vía IV. Estos efectos incluyen una sensación de acaloramiento, sabor salado o metálico en la boca, leve dolor de cabeza o náuseas y/o vómitos. Estos efectos generalmente duran unos instantes.
  10. Debe informar al radiólogo si siente dificultad para respirar, sudoración, entumecimiento o palpitaciones.
  11. Después de inyectarle el colorante de contraste, se tomará una serie de radiografías. La primera serie de radiografías muestra las arterias, y la segunda, muestra el flujo sanguíneo capilar y venoso.
  12. Según el estudio específico que se esté realizando, es posible que se administren una o más inyecciones de colorante de contraste.
  13. Una vez que se haya obtenido información suficiente, se extraerá el catéter arterial y se ejercerá presión sobre el área para impedir que la arteria sangre.
  14. Después que se detiene el sangrado en el lugar, se aplicará un apósito en el sitio. Es posible que se le coloque una bolsita de arena u otro elemento pesado sobre el lugar durante un tiempo para evitar el sangrado o la formación de un hematoma.

Después del procedimiento

Según el sitio que se haya utilizado para inyectar el colorante de contraste, deberá permanecer acostado en una sala de recuperación varias horas después del procedimiento. Si se usó un área de la ingle o del brazo, durante hasta 12 horas, deberá mantenerse derecho el brazo o la pierna del lado donde se le aplicó la inyección. Si se usó un área del cuello, se lo controlará para detectar signos de ronquera, dificultad para respirar y dolor o dificultad para tragar.

Una enfermera controlará sus constantes vitales, los signos neurológicos y el lugar de la inyección mientras se encuentre en la sala de recuperación.

Se le pueden administrar medicamentos para el dolor o las molestias relacionados con el lugar donde se le aplicó la inyección o como consecuencia de estar acostado y sin moverse durante un tiempo prolongado.

Le recomendarán que beba agua y otros líquidos para ayudar a eliminar el colorante de contraste del cuerpo.

Puede reanudar su dieta y actividades habituales después del procedimiento, a menos que su médico decida lo contrario.

Cuando haya finalizado el período de recuperación, puede volver a la habitación del hospital o recibir el alta para ir a su hogar. Si este procedimiento se realizó en forma ambulatoria, necesitará que otra persona lo lleve a su casa.

Instrucciones para el hogar:

Una vez en su hogar, debe controlar el lugar donde se le aplicó la inyección para detectar si hay sangrado. Es normal tener un moretón y que salgan algunas gotas de sangre en la zona.

Si se usó la ingle o el brazo, debe controlar la pierna o el brazo para verificar cambios de temperatura o color, dolor, entumecimiento, hormigueo o pérdida de la función de la extremidad.

Beba abundante líquido para evitar la deshidratación y para ayudar a eliminar el colorante de contraste.

Posiblemente se le aconseje no realizar actividades agotadoras ni tomar un baño o una ducha caliente durante un tiempo después del procedimiento.

Avise al médico ante cualquiera de los siguientes cuadros:

  • fiebre y/o escalofríos
  • aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón, hemorragia u otra secreción del lugar donde se le aplicó la inyección.
  • sensación de frío, entumecimiento y/u hormigueo, u otros cambios en la extremidad afectada

Es posible que el médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Academy of Neurology - Public Education (Academia Americana de Neurología - Educación Pública)

American Association of Neurological Surgeons (Asociación Americana de Cirujanos Neurológicos)

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

American Kidney Fund (Fondo Americano del Riñón)

National Brain Tumor Society (Sociedad Nacional del Tumor Cerebral)

National Brain Tumor Society (Sociedad Nacional de Tumores Cerebrales)

National Institute of Neurological Disorders and Stroke (Instituto Nacional de las Enfermedades Neurológicas y del Derrame Cerebral)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

National Stroke Association (Asociación Nacional de la Embolia Cerebral)

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355