Home > Spanish Tests and Procedures > Gastroenterología Pruebas y Procedimientos

Ultrasonido abdominal

(Ultrasonografía abdominal, Sonografía abdominal, Ecografía abdominal)

Descripción general del procedimiento

El ultrasonido abdominal es un procedimiento no invasivo (no se perfora la piel) que se utiliza para evaluar los órganos y estructuras dentro del abdomen, tales como el hígado, la vesícula biliar, el páncreas, los conductos biliares, bazo y la aorta abdominal. La tecnología de ultrasonido permite una rápida visualización de los órganos y estructuras abdominales desde fuera del cuerpo. El ultrasonido también puede utilizarse para examinar el flujo sanguíneo hacia los órganos abdominales.

El ultrasonido abdominal utiliza un transductor que envía ondas sonoras ultrasónicas de una frecuencia demasiado alta para ser oídas. Cuando el transductor se coloca sobre el abdomen en determinados lugares y ángulos, las ondas sonoras ultrasónicas atraviesan la piel y otros tejidos del cuerpo hasta llegar a los órganos y estructuras del abdomen. Las ondas sonoras rebotan en los órganos como un eco y regresan al transductor. El transductor recoge las ondas reflejadas, que luego se convierten en una imagen electrónica de los órganos.

Los diferentes tipos de tejidos del cuerpo afectan la velocidad en que viajan las ondas sonoras. El sonido se desplaza más rápido por el tejido óseo y se mueve más lento por el aire. El transductor interpreta la velocidad de regreso de las ondas sonoras y la proporción que regresa como los distintos tipos de tejido.

Antes del procedimiento, se coloca un gel transparente en la piel para facilitar el movimiento continuo del transductor sobre la piel y para eliminar el aire existente entre la piel y el transductor.

Al utilizar también otra tecnología de ultrasonido durante una ecografía, se puede evaluar el flujo sanguíneo dentro del abdomen. Un transductor de ultrasonido capaz de evaluar el flujo sanguíneo contiene una sonda Doppler. La sonda Doppler en el transductor evalúa la velocidad y la dirección del flujo sanguíneo en el vaso, haciendo que las ondas sonoras se vuelvan audibles. El grado de intensidad de las ondas sonoras audibles indica la velocidad del flujo sanguíneo de un vaso sanguíneo. La ausencia o debilidad de estos sonidos puede indicar una obstrucción del flujo sanguíneo.

El ultrasonido puede usarse con seguridad durante el embarazo o en presencia de alergias a colorantes de contraste, ya que no se utiliza radiación ni colorantes de contraste.

Otros procedimientos relacionados que pueden utilizarse para examinar el abdomen son radiografías del abdomen, tomografía computarizada (TC) del abdomen y angiografía abdominal. Consulte estos procedimientos para obtener más información.

Razones para realizar el procedimiento

El ultrasonido abdominal puede usarse para determinar el tamaño y la ubicación de los órganos y estructuras abdominales. El ultrasonido puede detectar quistes, tumores, abscesos, obstrucciones, acumulación de líquidos, obstrucciones (coágulos) en los vasos sanguíneos e infecciones dentro del abdomen. También puede medir el tamaño de la aorta abdominal para detectar un aneurisma de aorta. Asimismo, el ultrasonido puede detectar cálculos (piedras) en la vesícula biliar, los riñones y los uréteres.

Puede realizarse un ultrasonido abdominal para ayudar en la colocación de agujas para efectuar biopsias de tejido abdominal o para drenar líquidos de quistes o abscesos. Este procedimiento también puede utilizarse para evaluar el flujo sanguíneo dentro del abdomen.

Su médico también puede recomendarle un ultrasonido abdominal por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

No se emplea radiación y en general, no sentirá molestias cuando se le aplique el transductor de ultrasonido sobre la piel.

Es posible que existan riesgos, en función de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Algunos factores o estados pueden interferir con los resultados de la prueba. Estos incluyen, entre otros, los siguientes:

  • obesidad grave
  • bario en los intestinos debido a un procedimiento reciente con bario
  • gases intestinales

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.
  • Se le puede pedir que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.
  • Se determinarán las preparaciones necesarias (como ayuno o sedación) en función del área específica que se examinará. El médico le dará instrucciones específicas según sea necesario.
  • Aunque el gel que se coloca en la piel durante el procedimiento no mancha la ropa, quizá desee usar ropa más vieja, ya que es posible que el gel no se elimine por completo de la piel posteriormente.
  • En función de su estado clínico, el médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

El examen abdominal por ultrasonido puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, el ultrasonido abdominal sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.
  2. Si se le pide que se quite la ropa, se le entregará una bata para que se ponga.
  3. Se acostará en una mesa de examen. Deberá recostarse boca arriba o boca abajo según el área específica del abdomen que se examinará.
  4. Se colocará un gel transparente sobre la piel en el área que se examinará.
  5. Se presionará el transductor contra la piel y se moverá sobre el área que se está examinando.
  6. Si se está evaluando el flujo sanguíneo, es posible que escuche un sonido como de soplido cuando se usa la sonda Doppler.
  7. Cuando se haya completado el procedimiento, se limpiará el gel.

Si bien el procedimiento de ultrasonido abdominal en sí mismo no causa dolor, tener que estar acostado sin moverse durante todo el procedimiento podría producir una leve molestia. El tecnólogo empleará todas las medidas posibles para que usted esté cómodo y finalizará el procedimiento cuanto antes para minimizar cualquier incomodidad.

Después del procedimiento

No se requiere ningún tipo de cuidados especiales después de un ultrasonido abdominal. Puede reanudar su dieta y actividades normales a menos que el médico le indique lo contrario. Es posible que el médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

American College of Gastroenterology (Colegio Americano de Gastroenterología)

American Gastroenterological Association (Asociación Americana de Gastroenterología)

American Institute of Ultrasound in Medicine (Instituto Americano del Ultrasonido en Medicina)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK) (Instituto Nacional de la Diabetes y de Las Enfermedades Digestivas y del Riñón)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355