Home > Spanish Tests and Procedures > Pulmonar Pruebas y Procedimientos

Broncoscopia

(Broncoscopia flexible, Broncoscopia por fibra óptica, FOB, Broncoscopia rígida)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es la broncoscopia?

La broncoscopia es un procedimiento que permite al médico visualizar directamente las vías interiores del tracto respiratorio inferior a través de un broncoscopio (un tubo largo, estrecho, de fibra óptica, con luz que se inserta a través de la nariz o la boca). Con el broncoscopio, el médico puede ver la laringe, la tráquea, los bronquios (vías respiratorias grandes que van a los pulmones) y los bronquiolos (ramificaciones más pequeñas de los bronquios).

Existen dos tipos de broncoscopias, que se caracterizan por el tipo de broncoscopio utilizado: flexible o rígida. El tipo de broncoscopio que se utilice determinará el grado de visualización de los bronquiolos del pulmón.

Con un broncoscopio flexible, el médico puede ver no sólo el tejido de las vías respiratorias grandes (la tráquea y los bronquios), sino también las de las secciones más pequeñas (los bronquiolos). El diseño del broncoscopio flexible es mejor porque se lo puede maniobrar en los bronquiolos más pequeños, y arroja más información sobre su estado que la que se puede determinar con un broncoscopio rígido.

Además, el broncoscopio flexible de fibra óptica tiene conductos internos que aumentan la capacidad de las opciones de tratamiento, como suministrar oxígeno, aspirar secreciones, obtener muestras de tejido (biopsia), instilar medicamentos y realizar terapia con láser.

Un broncoscopio rígido es un tubo recto, metálico, con luz capaz de visualizar sólo las vías respiratorias más grandes, lo que limita las opciones de diagnóstico y tratamiento disponibles. Sin embargo, ciertas condiciones pueden justificar su uso, como por ejemplo, la aspiración de una gran cantidad de secreciones y/o sangre, el control de un sangrado importante o la extracción de objetos extraños y/o lesiones (tejido enfermo) dentro de los bronquios. Generalmente, el broncoscopio rígido ha sido reemplazado por el broncoscopio flexible porque tiene menos riesgo de causar trauma al tejido, una mejor tolerancia por parte del paciente y brinda un mejor acceso a zonas más pequeñas del tejido pulmonar.

Otros procedimientos relacionados que se pueden utilizar para diagnosticar problemas pulmonares incluyen: radiografías de tórax, tomografía computarizada (TC) de tórax, broncografía, fluoroscopia de tórax, ultrasonido de tórax, gammagrafía pulmonar, biopsia pulmonar, mediastinoscopia, tomografía por emisión de positrones (PET por sus siglas en inglés) de tórax y angiograma pulmonar. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Anatomía del aparato respiratorio:

Ilustración de la anatomía del aparato respiratorio
Clic Imagen para Ampliar

El aparato respiratorio está formado por los órganos que realizan el intercambio gaseoso, y son los siguientes:

  • nariz
  • faringe
  • laringe
  • tráquea
  • bronquios
  • pulmones

Las vías respiratorias superiores incluyen:

  • nariz
  • cavidad nasal
  • celdillas etmoideas
  • senos frontales
  • seno maxilar
  • laringe
  • tráquea

El tracto respiratorio inferior incluye los pulmones, bronquios y alvéolos.

¿Cuáles son las funciones de los pulmones?

Los pulmones absorben el oxígeno que las células necesitan para vivir y llevar a cabo sus funciones normales. También son los encargados de expulsar el dióxido de carbono, producto de desecho de las células del cuerpo.

Los pulmones son dos órganos en forma de cono, compuestos por tejido esponjoso de color gris rosáceo, que ocupan la mayor parte del espacio del pecho o tórax (la parte del cuerpo que está entre la base del cuello y el diafragma).

Los pulmones están cubiertos por una membrana llamada pleura.

Los pulmones están separados uno del otro por el mediastino, un área que contiene lo siguiente:

  • el corazón y sus grandes vasos
  • la tráquea (conducto de aire)
  • el esófago
  • el timo
  • los ganglios linfáticos

El pulmón derecho tiene tres secciones, llamadas lóbulos. El izquierdo tiene dos lóbulos. Cuando respira, el aire entra al cuerpo por la nariz o la boca. Luego baja por la garganta a través de la laringe y la tráquea, y entra en los pulmones a través de conductos llamados bronquios principales.

Uno de los bronquios principales va hasta el pulmón derecho, y el otro, al izquierdo. Dentro de los pulmones, los bronquios principales se dividen en bronquios más pequeños y luego en conductos aún más pequeños llamados bronquiolos. Los bronquiolos terminan en sacos de aire diminutos llamados alvéolos.

Razones para realizar el procedimiento

Una broncoscopia puede realizarse por razones de diagnóstico y/o tratamiento. Las indicaciones de diagnóstico pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • tumores o cáncer de bronquios
  • obstrucciones y/o estenosis (zonas estrechadas) de las vías respiratorias
  • inflamación e infecciones como tuberculosis, neumonía o infecciones pulmonares por hongos o parásitos
  • enfermedad pulmonar intersticial
  • tos persistente o hemoptisis (tos con sangre)
  • radiografías de tórax anormales
  • biopsia de tejido o recolección de otras muestras, como de esputo
  • parálisis de las cuerdas vocales
  • lavado broncoalveolar (instilación de líquido a través del broncoscopio para ayudar en el diagnóstico de ciertos trastornos pulmonares)

Los usos terapéuticos de la broncoscopia pueden incluir, entre otros, los siguientes:

  • extracción de secreciones, sangre, tapones mucosos o pólipos (crecimientos) para despejar las vías respiratorias
  • control de sangrado en los bronquios
  • extracción de objetos extraños u otras obstrucciones
  • terapia con láser o braquiterapia (radioterapia) para tumores bronquiales
  • colocación de endoprótesis (stent) (dispositivo utilizado para mantener las vías respiratorias abiertas)
  • drenaje de un absceso

Su médico puede recomendarle una broncoscopia por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que en cualquier procedimiento invasivo, pueden surgir complicaciones. Las complicaciones relacionadas con la broncoscopia pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • sangrado
  • infección
  • perforación bronquial
  • broncoespasmo o laringoespasmo
  • neumotórax: acumulación de aire en la cavidad pleural que provoca el colapso del pulmón

Las contraindicaciones de la broncoscopia pueden incluir: estenosis grave de la tráquea (estrechamiento u obstrucción de la tráquea) e hipertensión pulmonar (presión arterial elevada en los vasos sanguíneos de los pulmones). Los pacientes con hipercapnia (concentración elevada de dióxido de carbono en la sangre) y/o dificultad para respirar grave pueden requerir intubación antes del procedimiento, para que se pueda suministrar oxígeno directamente en los pulmones mientras el broncoscopio está colocado.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

La tos y/o las arcadas intensas pueden interferir con la broncoscopia.

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.
  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento, mediante el cual autoriza la realización del examen. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.
  • Informe a su médico si es sensible o alérgico a algún medicamento, al látex, cinta o agentes anestésicos (locales y generales).
  • Se le pedirá que ayune durante un tiempo determinado antes del procedimiento. Su médico le avisará cuánto tiempo deberá ayunar, ya sea por algunas horas o durante toda la noche.
  • Si está embarazada o sospecha que está embarazada, debe informárselo al médico.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.
  • Informe a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos, o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.
  • Estará despierto durante el procedimiento, pero se le dará un sedante antes de comenzar. Necesitará a alguien que lo lleve a su casa.
  • Si va a someterse a una broncoscopia rígida, es posible que el procedimiento se realice en el quirófano con anestesia general.
  • En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Ilustración de un procedimiento de broncoscopia
Clic Imagen para Ampliar

La broncoscopia puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico. La broncoscopia rígida generalmente se realiza en el quirófano con anestesia general.

Por lo general, un procedimiento de broncoscopia por fibra óptica sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.
  2. Si le indican que se quite la ropa, le entregarán una bata para que se la ponga.
  3. Se le colocará una vía intravenosa (VI) en el brazo o en la mano.
  4. Durante el procedimiento, se le podrá controlar la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la frecuencia respiratoria y el nivel de oxigenación).
  5. Se lo acostará boca arriba o se lo sentará.
  6. Puede recibir oxígeno a través de una cánula nasal (tubo) o mascarilla facial durante el procedimiento.
  7. Se le puede administrar un sedante para que se mantenga adormecido, pero que sea fácil despertarse.
  8. Le administrarán, por medio de un aerosol, un medicamento que adormecerá la parte posterior de la garganta para prevenir las arcadas a medida que el broncoscopio pasa por la tráquea hacia los bronquios. El aerosol puede tener un sabor amargo. Contener la respiración mientras el médico le rocía la garganta con el aerosol puede disminuir el sabor.
  9. Durante el procedimiento, no podrá tragar la saliva que se acumule en la boca debido a que tendrá colocado el broncoscopio en la garganta. De vez en cuando, se le aspirará la saliva de la boca.
  10. El médico avanzará el broncoscopio por la garganta hacia las vías respiratorias. A medida que se avanza el broncoscopio, se examinarán los tejidos y las estructuras.
  11. Puede experimentar alguna molestia durante la inserción del broncoscopio. No se bloqueará la vía respiratoria.
  12. Durante el procedimiento, el médico puede obtener muestras de tejido para biopsia u otras muestras para analizar. Se pueden realizar otros procedimientos según sea necesario.
  13. Una vez que haya finalizado el examen y cualquier otro procedimiento, se extraerá el broncoscopio.

Después del procedimiento

Después del procedimiento, lo trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y que usted esté alerta, lo llevarán a la habitación o le darán el alta para que regrese a su casa. Si este procedimiento se realizó en forma ambulatoria, necesitará prever que otra persona lo lleve a su casa.

No le permitirán comer ni beber nada hasta que recupere el reflejo nauseoso. Durante algunos días, puede notar cierta irritación en la garganta y dolor al tragar. Esta irritación es normal.

Le pueden indicar que tosa suavemente y escupa saliva en una bacinilla. La enfermera vigilará las secreciones. Las secreciones pueden ser sanguinolentas.

Es posible que le hagan una radiografía de tórax después del procedimiento.

Puede reanudar su dieta y actividades habituales después del procedimiento, a menos que su médico decida lo contrario. Posiblemente se le aconseje que espere 24 horas antes de reanudar las actividades normales.

Después del procedimiento puede sentir la garganta ronca. Su médico podría recomendarle un aerosol o pastillas para la garganta.

Avísele a su médico si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • fiebre y/o escalofríos
  • enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción en el lugar de la vía IV
  • ronquera extrema o dificultar para respirar

Es posible que el médico le dé instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

American Lung Association (Asociación Americana del Pulmón)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI) (Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355