Home > Spanish Tests and Procedures > Pulmonar Pruebas y Procedimientos

Mediastinoscopia

Descripción general del procedimiento

¿Qué es una mediastinoscopia?

Una mediastinoscopia es un procedimiento quirúrgico que se realiza para examinar el mediastino. El mediastino es el espacio que se encuentra detrás del esternón en el centro del tórax y separa los dos pulmones. Contiene ganglios linfáticos, el corazón y sus grandes vasos, la tráquea, el esófago y el timo.

El mediastino se puede visualizar mediante el uso de un instrumento endoscópico llamado mediastinoscopio. Un mediastinoscopio es un tubo largo, delgado y flexible con luz que puede visualizar los órganos y las estructuras del mediastino. También tiene la capacidad de transmitir imágenes a un monitor similar a un televisor.

El procedimiento se realiza en un quirófano con anestesia general. El cirujano realiza una pequeña incisión en el cuello arriba de la parte superior del esternón e inserta el mediastinoscopio. Además de visualizar directamente el mediastino, se pueden obtener muestras de tejido de los ganglios linfáticos del mediastino. Estos ganglios linfáticos reciben drenaje linfático de los pulmones. Una biopsia de estos ganglios linfáticos ayuda a identificar procesos patológicos que pueden estar presentes en el mediastino y en los pulmones.

La razón principal para realizar una mediastinoscopia es visualizar, examinar y hacer una biopsia de los ganglios linfáticos para identificar procesos patológicos en el mediastino, especialmente para determinar la etapa de cáncer de pulmón. Determinar la "etapa" o la extensión en que se ha propagado el cáncer es importante para planificar el tratamiento apropiado. Si bien la tomografía por emisión de positrones (PET) cada vez resulta más útil para determinar las etapas del cáncer, la mediastinoscopia sigue siendo una herramienta de diagnóstico importante cuando se requiere una biopsia de tejido.

Otros procedimientos relacionados que se pueden utilizar para diagnosticar problemas de los pulmones y del tracto respiratorio incluyen: radiografías de tórax, fluoroscopia de tórax, broncoscopia, broncografía, ultrasonido de tórax, gammagrafía pulmonar, biopsia pleural, oximetría, angiograma pulmonar, pruebas de función pulmonar, radiografías de los senos paranasales, toracocentesis, tomografía computarizada (TC) de tórax y tomografía por emisión de positrones. Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

Anatomía del aparato respiratorio:

Ilustración de la anatomía del aparato respiratorio, adulto
Clic Imagen para Ampliar

El aparato respiratorio está formado por los órganos que realizan el intercambio gaseoso, y son los siguientes:

  • nariz
  • faringe
  • laringe
  • tráquea
  • bronquios
  • pulmones

Las vías respiratorias superiores incluyen:

  • nariz
  • cavidad nasal
  • celdillas etmoideas
  • senos frontales
  • seno maxilar
  • laringe
  • tráquea

El tracto respiratorio inferior incluye los pulmones, bronquios y alvéolos.

¿Cuáles son las funciones de los pulmones?

Los pulmones absorben el oxígeno que las células necesitan para vivir y llevar a cabo sus funciones normales. También son los encargados de expulsar el dióxido de carbono, producto de desecho de las células del cuerpo.

Los pulmones son dos órganos en forma de cono, compuestos por tejido esponjoso de color gris rosáceo, que ocupan la mayor parte del espacio del pecho o tórax (la parte del cuerpo que está entre la base del cuello y el diafragma).

Los pulmones están cubiertos por una membrana llamada pleura.

Los pulmones están separados uno del otro por el mediastino, un área que contiene lo siguiente:

  • el corazón y sus grandes vasos
  • la tráquea (conducto de aire)
  • el esófago
  • el timo
  • los ganglios linfáticos

El pulmón derecho tiene tres secciones, llamadas lóbulos. El izquierdo tiene dos lóbulos. Cuando respira, el aire entra al cuerpo por la nariz o la boca. Luego baja por la garganta a través de la laringe y la tráquea, y entra en los pulmones a través de conductos llamados bronquios principales.

Uno de los bronquios principales va hasta el pulmón derecho, y el otro, al izquierdo. Dentro de los pulmones, los bronquios principales se dividen en bronquios más pequeños y luego en conductos aún más pequeños llamados bronquiolos. Los bronquiolos terminan en sacos de aire diminutos llamados alvéolos.

Razones para realizar el procedimiento

El principal objetivo de una mediastinoscopia es visualizar, examinar y hacer una biopsia de los ganglios linfáticos para determinar la etapa de cáncer del pulmón y las posibles opciones de tratamiento. Las condiciones del mediastino que se puede detectar con la mediastinoscopia pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • cáncer de los pulmones, bronquios y/o estructuras del mediastino
  • infección o inflamación
  • linfoma: un tipo de cáncer en el sistema linfático; incluye la enfermedad de Hodgkin
  • sarcoidosis: enfermedad que causa pequeñas inflamaciones carnosas en el tejido alrededor de los órganos, generalmente en el hígado, los pulmones y el bazo
  • timoma: tumor del timo (glándula situada detrás del esternón que forma parte del sistema inmunitario)

Al determinar la etapa de cáncer de mediastino o de pulmón, si existiera, el médico puede planificar procedimientos quirúrgicos adicionales u otros tipos de tratamiento.

Su médico puede recomendarle una mediastinoscopia por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Al igual que en cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • sangrado
  • infección
  • parálisis transitoria o permanente del nervio laríngeo, que puede causar ronquera
  • neumotórax: acumulación de aire en la cavidad pleural que provoca el colapso del pulmón
  • enfisema subcutáneo; aire debajo de la piel
  • perforación del esófago (conducto hueco muscular que se utiliza para tragar), la tráquea o grandes vasos sanguíneos del corazón; poco frecuente

La mediastinoscopia puede estar contraindicada en ciertas situaciones que incluyen, entre otras, las siguientes:

  • mediastinoscopia, cirugía cardíaca u otra cirugía de tórax anterior
  • embarazo
  • cirugía anterior de cuello o de la columna cervical, u otras condiciones que impidieran la posición adecuada del cuello durante el procedimiento
  • obstrucción de la vena cava superior: obstrucción en la gran vena que transporta la sangre desde la parte superior del cuerpo al corazón

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento

  • El médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.
  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro. Es posible que se realice una cirugía más extensa durante el procedimiento si los resultados del examen y de la biopsia indican su necesidad. Su médico le explicará esta posibilidad durante el proceso de consentimiento.
  • Además de una historia clínica completa, su médico puede necesitar realizar un examen físico completo para asegurarse de que usted se encuentra en buen estado de salud antes de someterse el procedimiento. Es posible que le hagan análisis de sangre y otras pruebas de diagnóstico.
  • Se le pedirá que ayune ocho horas antes del procedimiento, generalmente después de la medianoche.
  • Si está embarazada o sospecha que está embarazada, debe informárselo al médico.
  • Informe a su médico si es sensible o alérgico a algún medicamento, látex, yodo, cinta o agentes anestésicos (locales y generales).
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.
  • Informe a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos, o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.
  • Tal vez le administren un sedante antes del procedimiento para ayudar a que se relaje.
  • Es posible que le afeiten la zona donde se realizará la cirugía.
  • En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

La mediastinoscopia puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. El procedimiento se realiza mientras usted duerme bajo el efecto de la anestesia general. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Ilustración de un procedimiento de mediastinoscopia
Clic Imagen para Ampliar

Por lo general, la mediastinoscopia sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite las joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.
  2. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.
  3. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.
  4. Se lo acostará boca arriba en la mesa de operaciones.
  5. Después de haber sido sedado, se insertará un tubo respiratorio en los pulmones para asistir su respiración mientras está dormido durante el procedimiento.
  6. El anestesiólogo controlará continuamente la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía.
  7. Se limpiará la piel con una solución antiséptica en la zona donde se realizará la cirugía.
  8. El médico realizará una pequeña incisión horizontal justo por encima del esternón.
  9. El médico utilizará un dedo para crear un pasaje en el mediastino y palpar (examinar por el tacto) los ganglios linfáticos.
  10. El médico avanzará el mediastinoscopio a través del pasaje y examinará las estructuras del mediastino. Es posible que se obtengan una o más muestras de tejido para biopsia.
  11. Una vez que haya finalizado el examen y cualquier otro procedimiento, se extraerá el mediastinoscopio.
  12. Si se indica una cirugía más extensa, el médico puede decidir realizarla en este momento.
  13. La incisión se suturará con puntos o bandas adhesivas.
  14. Las muestras de tejido se enviarán al laboratorio para su análisis.
  15. Se podrá quitar el tubo respiratorio antes de que salga del quirófano o posteriormente en la sala de recuperación, depende de si se realizó un procedimiento más extenso.

Después del procedimiento

Después de la cirugía, lo trasladarán a la sala de recuperación en observación. El proceso de recuperación variará en función del tipo de anestesia administrada, así como del tipo de procedimiento realizado. Si se realizó un procedimiento más extenso, el proceso de recuperación llevará más tiempo y probablemente sea hospitalizado durante un día aproximadamente.

Se controlará la zona de la incisión para detectar sangrado. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y que usted esté alerta, lo llevarán a la habitación o le darán el alta para que regrese a su casa.

El médico puede indicar radiografía de tórax después del procedimiento para controlar si hay sangrado o aire en la cavidad pleural.

Una vez que esté en su hogar, es importante que mantenga la zona de la incisión limpia y seca. El médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse. Si se usan suturas, se le retirarán durante una consulta de seguimiento. Si se usan bandas adhesivas, deben mantenerse secas. Generalmente, éstas se desprenderán en unos días.

Puede seguir con su dieta normal, a menos que el médico le indique lo contrario.

Tome un analgésico para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones de su médico. La aspirina y determinados medicamentos contra el dolor pueden aumentar las probabilidades de hemorragias. Asegúrese de tomar sólo los medicamentos que su médico le haya recomendado.

El médico puede recomendar el uso de pastillas para la garganta en caso que esté adolorida.

Avísele a su médico si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • fiebre y/o escalofríos
  • enrojecimiento, hinchazón, sangrado u otra secreción de la incisión
  • aumento de dolor en la zona de la incisión
  • cualquier cambio en la voz o dificultad para respirar

Es posible que su médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

American Heart Association (Asociación Americana del Corazón)

American Lung Association (Asociación Americana del Pulmón)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Heart, Lung, and Blood Institute (NHLBI) (Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y la Sangre)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355