Home > Spanish Tests and Procedures > Ginecología Pruebas y Procedimientos

Mamografía

(Mamografía, rayos-X de seno)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es un examen radiológico de los senos. Se usa para detectar y diagnosticar enfermedades del seno en las mujeres que tienen problemas de los senos, como un bulto, dolor o secreción del pezón, y en las mujeres que no tienen ningún síntoma de enfermedad del seno.  El procedimiento permite la detección del cáncer del seno, tumores benignos y quistes antes de que puedan ser detectados por palpación (tacto).

La mamografía no puede comprobar que un área anormal sea cáncer, pero si hay una sospecha significativa de la presencia de cáncer, los tejidos se extirparán para realizar una biopsia. Los tejidos de la biopsia pueden extirparse por medio de una aguja o por medio de cirugía, y pueden examinarse en el microscopio para determinar si son cancerosos.

La mamografía se usa desde hace unos 30 años, y en los últimos 15 años los adelantos técnicos han mejorado mucho, tanto la técnica como los resultados. Hoy en día, el equipo dedicado al uso exclusivo de radiografías del seno produce estudios de muy buena calidad con pocas dosis de radiación. Los riesgos de radiación se consideran insignificantes.

lustración de la anatomía del seno femenino, vista frontal
Clic Imagen para Ampliar

El desarrollo reciente de la tecnología de mamografía digital parece prometedor para la toma de imágenes mejorada, en particular para mujeres menores de 50 años de edad, mujeres con tejido mamario denso y mujeres que se encuentran en período premenopáusico o perimenopáusico. La mamografía digital proporciona imágenes electrónicas de los senos que pueden ser mejoradas con tecnología informática, almacenarse en computadoras e incluso transmitirse electrónicamente en caso de requerirse el acceso remoto a la mamografía. El procedimiento para una mamografía digital es básicamente el mismo que para una mamografía estándar.

Con los sistemas de detección computarizada (CAD, por sus siglas en inglés), se analiza una imagen mamográfica digitalizada de una mamografía convencional o una mamografía obtenida por medios digitales, para verificar si se encuentran bultos, calcificaciones o áreas de densidad anormal que puedan indicar la presencia de cáncer.  El sistema detección computarizada resalta las imágenes para el análisis posterior del radiólogo.

¿Cuáles son los diferentes tipos de mamografías?

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute):

  • mamografías exploratorias
    La mamografía exploratoria es una radiografía del seno que se utiliza para detectar los cambios en el seno, en mujeres que no presentan signos o síntomas de cáncer de seno. Usualmente se toman dos radiografías de cada seno. Con la mamografía, es posible detectar tumores que no se pueden palpar.
  • mamografía de diagnóstico
    La mamografía de diagnóstico son radiografías del seno que se usan para diagnosticar cambios inusuales en los senos, como bultos, dolor, engrosamiento o secreción del pezón, o un cambio en la forma o el tamaño del seno.

    La mamografía de diagnóstico también se usa para evaluar anomalías detectadas en una mamografía de exploración. Es un instrumento médico básico y es apropiado para la investigación de cambios en los senos, independientemente de la edad de la mujer.

¿Qué es son las radiografías?

Una exploración radiológica utiliza rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una película. Las radiografías estándar se realizan por muchas razones, incluyendo el diagnóstico de tumores o lesiones óseas.

Ilustración de la anatomía del seno femenino, vista lateral
Clic Imagen para Ampliar

Las radiografías se realizan utilizando radiación externa para producir imágenes del cuerpo, sus órganos y otras estructuras internas con fines de diagnóstico. Los rayos X pasan a través de las estructuras del cuerpo hasta unas placas especialmente tratadas (parecidas a una película fotográfica) y se hace una foto tipo "negativo" (cuanto más sólida es la estructura, más blanca aparece en la película).

Anatomía de los senos

Cada seno tiene de 15 a 20 secciones, llamadas lóbulos, que están dispuestas de la misma manera que los pétalos de una margarita. Cada lóbulo posee muchos lobulillos más pequeños, que terminan en docenas de diminutos bulbos capaces de producir leche.

Los lóbulos, lobulillos y los bulbos están conectados por unos tubos delgados llamados conductos. Estos conductos desembocan en el pezón, en el centro de un área oscura de piel llamada la aréola. La grasa llena los espacios que hay entre los lobulillos y los conductos.

El seno no tiene músculos; estos se encuentran debajo de cada seno y cubren las costillas.

Cada seno también contiene vasos sanguíneos y otros vasos que transportan linfa. Los vasos linfáticos desembocan en pequeños órganos en forma de frijol llamados nódulos linfáticos, los cuales se encuentran en la axila, por encima de la clavícula, en el pecho y en muchas otras partes del cuerpo.

Razones para realizar el procedimiento

La mamografía puede utilizarse como práctica exploratoria o para realizar un diagnóstico. Las mujeres mayores de 25 años deben someterse a mamografías de diagnóstico si tienen síntomas como un bulto palpable, indentación o engrosamiento de la piel de los senos, secreción o retracción del pezón, úlcera erosiva del pezón o dolor de senos.

Los mamogramas pueden utilizarse para evaluar el dolor de senos cuando el examen físico y los antecedentes no son concluyentes. Las mujeres con senos densos, “grumosos” y/o muy grandes deben someterse a mamografías, ya que puede ser difícil realizar un examen físico.

Las mujeres que presentan alto riesgo de cáncer de senos o que poseen antecedentes de cáncer de senos deben someterse a mamografías en forma rutinaria.

Su médico puede recomendarle también una mamografía por otros motivos.

¿Quiénes deben someterse a una mamografía exploratoria?

La Sociedad Americana del Cáncer recomienda las siguientes pautas para la detección temprana de cáncer en mujeres que no presentan síntomas:

  • Mamografías anuales a partir de los 40 años de edad. La edad en la que se deben interrumpir los exámenes se determina de manera individual de acuerdo con los riesgos y beneficios posibles de los exámenes basados en el estado de salud general de una mujer.
  • El examen clínico del seno debe ser parte de un examen programado regularmente cada tres años, aproximadamente, en mujeres de veinte a cuarenta años, y todos los años en mujeres a partir de los cuarenta años.
  • Las mujeres deben saber cómo se sienten generalmente sus senos al tacto e informar cualquier cambio de inmediato a su proveedor de atención de salud. El autoexamen de los senos es una opción para las mujeres de veinte años en adelante.
  • Las mujeres con mayor riesgo (antecedentes familiares, tendencia genética, antecedentes de cáncer de seno) deben hablar con sus médicos acerca de los beneficios y limitaciones de comenzar a realizarse mamografías de detección más temprano, hacerse exámenes adicionales (ultrasonido de seno, imagen de resonancia magnética) o exámenes más frecuentes.

Además, según la edad de la paciente se recomiendan las siguientes pautas:

  • Las pautas del Instituto National del Cáncer para las mamografías exploratorias son:
    Las mujeres de 40 años en adelante deben hacerse una mamografía exploratoria regularmente, cada uno a dos años.
  • Las pautas de la Sociedad Americana del Cáncer para las mamografías exploratorias son:
    Las mujeres de 40 años de edad en adelante deben hacerse a una mamografía exploratoria todos los años.

Consulte a su médico acerca de las pautas de detección adecuadas para usted.

Riesgos del procedimiento

Es posible que desee preguntarle a su médico sobre la cantidad de radiación utilizada durante el procedimiento y los riesgos relacionados con su situación particular. Es una buena idea llevar un registro de su historial de exposición a la radiación, como exploraciones anteriores y otros tipos de radiografías, para así poder informar a su médico. Los riesgos asociados con la exposición a la radiación pueden estar relacionados a la cantidad acumulativa de exámenes y/o tratamientos con rayos X durante un período de tiempo prolongado.

Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico. La exposición a la radiación durante el embarazo puede provocar anomalías congénitas. Si necesita hacerse una mamografía, se tomarán precauciones especiales para minimizar la exposición del feto a la radiación.

Las mamografías pueden resultar más difíciles de interpretar en mujeres menores de 30 años, por la mayor densidad del tejido mamario.

Puede sentir alguna molestia cuando se comprime el seno contra la placa radiográfica durante el procedimiento. Sin embargo, la compresión no dañará al seno.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Existen determinados factores o afecciones que pueden interferir con una mamografía. Estos incluyen, entre otros, los siguientes:

  • talco, desodorante, cremas o lociones que se aplican debajo de los brazos o sobre los senos
  • implantes mamarios, ya que pueden impedir la visualización completa del seno. Si usted tiene implantes de seno, asegúrese de decirle a su establecimiento de mamografías que los tiene cuando hace su cita. Usted necesitará un técnico de rayos X que está entrenado para trabajar con pacientes con implantes. Esto es importante porque los implantes de seno pueden ocultar algún tejido del pecho, lo que podría hacer difícil para el radiólogo para ver el cáncer de mama al mirar las imágenes de mamografía. 
  • cirugía previa del seno
  • cambios hormonales de mama

Antes del procedimiento

  • El médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.
  • Se le podrá pedir que firme un formulario de consentimiento mediante el que autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.
  • No se requiere ayuno ni sedación antes del procedimiento.
  • Si está embarazada o sospecha que puede estarlo, debe informárselo a su médico.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.
  • Avísele a su médico si tiene implantes mamarios o está amamantando.
  • Vístase con prendas que permitan tener acceso al área que se examinará o que puedan quitarse con facilidad.
  • Es muy importante la comparación con las mamografías anteriores. Si se realizará una mamografía en una nueva institución, es posible que se le pida recuperar sus mamografías previas de la institución anterior.
  • Evite usar desodorante, perfume, talcos o pomadas en los senos o en el área de la axila el día que se realice la mamografía. Puede interferir con el estudio.
  • En el caso de las pacientes que tienen dolor en los senos, es posible que se les pida no ingerir comidas y bebidas con cafeína durante cinco a siete días antes del examen.
  • Senos son a menudo de licitación antes de la semana y durante la menstruación, así que programe su mamografía durante una a dos semanas después de su período empieza.
  • En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Foto de una mujer sometiéndose a una mamografía
Mamografía

La mamografía se puede realizar de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, la mamografía sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.
  2. Le pedirán que se quite la ropa de la cintura hacia arriba, y se le entregará una bata para que se la ponga.
  3. El técnico le preguntará si ha notado algún bulto u otros cambios en alguno de los senos. Si así fuera, antes del procedimiento se le colocará un marcador adhesivo en esos lugares.
  4. Usted se parará delante del mamógrafo y se colocará un seno sobre la placa radiológica. Para posicionar el seno de manera tal que la imagen resulte óptima, el técnico puede examinar y/o palpar el seno antes de colocarlo en la placa. Se puede aplicar un marcador adhesivo en los lunares, cicatrices o demás lugares que podrían interferir en la imagen del seno.
    Imagen de una mamografía de seno que indica un bulto canceroso
    Clic Imagen para Ampliar
  5. Se bajará otra placa plana, que suele ser de plástico, y se la colocará encima del seno para comprimirlo suavemente contra la placa radiológica. Es necesario comprimir el seno para minimizar la cantidad de radiación utilizada y para asegurar la óptima visualización del tejido mamario. Es posible que sienta alguna molestia en este momento.
  6. Se le pedirá sostener la respiración mientras se toma la imagen.
  7. El técnico radiólogo se sitúa detrás de una ventana protectora mientras se toma la imagen.
  8. Se tomarán dos imágenes en diferentes ángulos de cada seno, lo que requiere que se vuelvan a posicionar los senos entre una y otra imagen.
  9. Una vez sacadas las radiografías, se le pedirá esperar mientras el radiólogo examina las placas radiográficas para asegurarse de que sean claras y de que no se necesite ninguna otra imagen. Si hay alguna duda respecto de alguna de las placas, es posible que le pidan tomar más placas.
  10. El proceso de examen dura aproximadamente 20-30 minutos.

Si bien la mamografía en sí misma no causa dolor, la manipulación y la compresión del seno que se examina puede producir cierta molestia o dolor, particularmente en el caso de una reciente lesión o procedimiento invasivo como una cirugía. El técnico radiólogo empleará todas las medidas posibles para que usted esté cómodo y finalizará el procedimiento cuanto antes para minimizar cualquier incomodidad o dolor.

Después del procedimiento

Por lo general, no hay ningún tipo de cuidado especial después de una mamografía. Es posible que su médico le brinde instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Cancer Society (Asociación Americana del Cáncer)

American College of Radiology (Colegio Americana de Radiología)

American Society of Clinical Oncology (Sociedad Americana de Oncología Clínica)

National Cancer Institute (NCI) (Instituto Nacional del Cáncer)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355