Home > Content Library of Adult Spanish Medical Content > Salud Oral

Diabetes y Salud Oral

La diabetes, si no se controla de forma adecuada, puede conducir a enfermedades periodontales (de las encías) en jóvenes y adultos. Las enfermedades periodontales son infecciones de las encías y los huesos que mantienen a los dientes en su lugar.

La Diabetes y las enfermedades periodontales:

Debido a los cambios en los vasos de la sangre causados por la diabetes, los vasos engrosados de la sangre pueden deteriorar la eficacia del flujo de nutrientes y la eliminación de desechos de los tejidos corporales. Este deterioro en el flujo de la sangre puede debilitar las encías y los huesos, lo que los hace más susceptibles a la infección.

Además, si la diabetes está mal controlada, los niveles altos de glucosa en los fluidos de la boca estimularán el crecimiento de bacterias que pueden causar la enfermedad en las encías.

Un tercer factor, fumar, perjudica la salud oral hasta en las personas que no tienen diabetes. Sin embargo, una persona que fuma y que tiene diabetes corre mucho más riesgo de desarrollar una enfermedad de las encías que alguien que no tiene diabetes.

Junto con la higiene oral pobre, la diabetes puede llevar a la gingivitis, la primera etapa de la enfermedad periodontal, o a la periodontitis, que es una enfermedad severa de las encías.

¿Cuáles son los síntomas de las enfermedades periodontales?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de las enfermedades de las encías. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Encías sensibles, hinchadas e irritadas.
  • Sangrado durante el cepillado y, o la limpieza con hilo dental.
  • Encías retraídas.
  • Dientes flojos o separados.
  • Mal aliento persistente.
  • La dentadura postiza ya no encaja.
  • Pus entre los dientes y las encías.
  • Cambio de la mordida y de la alineación mandibular.

Los síntomas de las enfermedades de las encías pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte a un dentista u otro especialista de la salud oral para su diagnóstico.

¿Cuáles son los diferentes tipos de enfermedades periodontales?

Los diferentes tipos de enfermedades periodontales se clasifican según la etapa a la que la enfermedad ha avanzado en el momento de la evaluación:

  • La gingivitis.
    Con la gingivitis, la forma más leve de la enfermedad periodontal, las encías tienden a estar rojas, hinchadas y con dolor, lo que causa el sangrado fácil durante la limpieza diaria y el uso de hilo dental. El tratamiento por parte de un dentista, y el cuidado constante y adecuado en el hogar ayudan a resolver los problemas asociados con la gingivitis.
  • La periodontitis leve.
    La gingivitis sin tratar lleva a la periodontitis leve. Esta etapa de la enfermedad de las encías muestra evidencia de que el hueso que rodea al diente está comenzando a desgastarse. La atención médica inmediata es necesaria para evitar mayor erosión y daño.
  • La periodontitis de moderada a avanzada.
    Esta etapa, la más avanzada de la enfermedad periodontal muestra una pérdida significativa del hueso y de los tejidos que rodean a los dientes.

Tratamiento de las enfermedades periodontales:

El tratamiento específico para la enfermedad periodontal será determinado por su dentista basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Que tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir alguno, o una combinación de, los siguientes:

  • Eliminación de la placa.
    La limpieza profunda puede ayudar a eliminar la placa y el tejido infectado en las etapas tempranas de la enfermedad, mientras se alisan las superficies dañadas de la raíz de los dientes. Luego, las encías pueden volver a adherirse a los dientes.
  • Medicamentos.
  • Cirugía.
    Cuando la enfermedad está avanzada, las áreas infectadas debajo de las encías se limpiarán, y los tejidos serán reformados o reemplazados. Los tipos de cirugía incluyen los siguientes:
    • Reducción en bolsa.
    • Procedimiento de regeneración.
    • Injerto de tejido blando.
    • Agrandamiento de corona.
  • Implantes dentales.

La Diabetes y otros problemas orales:

La diabetes también puede ocasionar otros problemas orales, por ejemplo los siguientes:

  • Algodoncillo.
    El algodoncillo es una infección de hongos en la boca, ocurre a menudo en personas con diabetes debido a los altos niveles de azúcar en la saliva (el hongo se nutre de la glucosa).
  • Boca seca.
    A menudo es un síntoma de la diabetes no detectada, la boca seca quiere decir que no existe suficiente saliva en la boca para mantenerse húmeda. La saliva es necesaria para ayudar a digerir la comida, y evitar infecciones y la destrucción de los dientes mediante el control de las bacterias y los hongos. La boca seca puede ocasionar dificultades para saborear, masticar y tragar los alimentos, también puede impedir el habla. Además, puede causar infecciones bucales y la destrucción de los dientes.

    Aunque cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente, los síntomas de boca seca pueden incluir los siguientes:
    • Boca seca y pegajosa.
    • Labios secos.
    • Sensación de ardor en la boca.
    • Lengua dura.
    • Llagas o infecciones bucales.

    Siempre consulte a un médico para su diagnóstico.

    El tratamiento de la boca seca depende de lo que causa la condición. La boca seca puede ser causada por medicamentos, enfermedades, tratamientos para el cáncer y daños en los nervios. Algunos consejos para evitar los síntomas de la boca seca incluyen los siguientes:
    • Beber sorbos frecuentes de agua o líquidos sin azúcar.
    • Evitar la cafeína.
    • Beber líquidos durante las comidas.
    • Evitar los alimentos condimentados o salados.
    • Evitar el tabaco y el alcohol.
    • Usar un humedecedor por la noche.
    • Masticar goma de mascar o confeti sin azúcar.

Prevención de las enfermedades periodontales y otros problemas orales:

El cuidado adecuado de sus dientes y sus encías es fundamental para la prevención del comienzo de los problemas orales asociados con la diabetes. El Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial (National Institute of Dental and Craniofacial Research) hace las siguientes recomendaciones sobre el cepillado de los dientes y la limpieza con el hilo dental:

Cepillado

  • Cepíllese los dientes dos veces al día con un cepillo de cerdas de nylon suaves y redondeadas y una pasta de dientes con fluoruro.
  • Use movimientos circulares y movimientos cortos hacia delante y hacia atrás (evite los movimientos bruscos hacia delante y hacia atrás).
  • Cepíllese la lengua con frecuencia.

Hilo dental

  • El hilo dental debe medir aproximadamente 18 pulgadas (45 cm) de largo en cada uso.
  • Use un movimiento "aserrante" entre los dientes.
  • Curve el hilo dental alrededor de cada diente y raspe hacia arriba y hacia abajo varias veces, desde debajo de la encía hasta el extremo superior del diente.
  • Enjuáguese la boca después de limpiarse con hilo dental.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Salud Oral

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355