Home > Content Library of Adult Spanish Medical Content > Trastornos del Sistema Nervioso

Esclerosis Múltiple

¿Qué es la esclerosis múltiple (su sigla en inglés es MS)?

Ilustración del sistema nervioso
Clic Imagen para Ampliar

La esclerosis múltiple es una enfermedad crónica del sistema nervioso central. Se piensa para ser un desorden autoinmune. Es una condición imprevisible, que puede ser relativamente leve, incapacitante o devastadora. Algunas personas que tienen MS pueden verse afectadas de forma ligera, mientras que otras pueden perder la capacidad de escribir, hablar o caminar cuando la comunicación entre el encéfalo y las demás partes del cuerpo se interrumpe.

La mielina es el tejido graso que rodea y protege las fibras nerviosas. La mielina se pierde en varias de las áreas con Esclerosis Múltiple (MS, por sus siglas en inglés). Esta pérdida de mielina permite la formación de tejido cicatrizal denominado esclerosis. Estas áreas también se denominan placas o lesiones. Cuando se dañan de esta forma, los nervios son incapaces de transmitir los impulsos eléctricos hacia y desde el cerebro.

¿Qué causa la esclerosis múltiple?

Existen muchas causas posibles para la MS, incluyendo las siguientes:

  • Virus.
  • Trastornos autoinmunológicos.
  • Factores ambientales.
  • Factores genéticos.

Sin embargo, no se sabe lo suficiente sobre el papel de estos factores juegan a describir de forma concluyente por qué un paciente en particular se desarrolla la EM.

¿Cuáles son los síntomas de la MS?

Los síntomas de la MS son irregulares. Pueden ser leves o graves, y de corta o larga duración. Pueden presentarse en diversas combinaciones, dependiendo de la zona del sistema nervioso que se vea afectada. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la MS. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente: Los síntomas pueden incluir:

  • Síntomas iniciales de la MS
    Los siguientes suelen ser los síntomas iniciales de la MS:
    • Visión doble o borrosa.
    • Distorsión del color rojo y verde.
    • Dolor en los ojos y pérdida de visión debidos a la neuritis óptica, una inflamación del nervio óptico.
    • Dificultad para caminar.
    • Parestesia - dolor o sensaciones anormales como entumecimiento, punzadas u hormigueo.
  • Otros síntomas de la esclerosis múltiple
    A lo largo del curso de la enfermedad, el paciente puede experimentar alguno o todos los siguientes síntomas en un grado variable:
    • Debilidad en los músculos de las extremidades.
    • Dificultades de coordinación (pueden producirse problemas para caminar o estar de pie y también es posible una parálisis parcial o total).
    • Espasticidad - aumento involuntario del tono de los músculos que produce rigidez y espasmos.
    • Fatiga (puede ser desencadenada por la actividad física y mejorar con el reposo, pero también puede tratarse de una fatiga constante y persistente).
    • Pérdida de sensación.
    • Dificultades para hablar.
    • Temblores.
    • Mareos.
    • Pérdida auditiva.
    • Disturbios del intestino y de la vejiga.
    • Depresión.
    • Cambios en la función sexual.

    Aproximadamente el 50 por ciento de los pacientes que sufren MS padecen deterioros cognoscitivos relacionados con su enfermedad. Los efectos de dichos deterioros pueden ser ligeros, con lo que a menudo se detectan únicamente después de exámenes exhaustivos, y pueden incluir dificultades con algunas o todas las siguientes cosas:
    • Concentración.
    • Atención.
    • Memoria.
    • Falta de sentido común.

Categorías de síntomas de la MS:

Síntomas primarios - como resultado directo de la desmielinización o destrucción de la mielina (la vaina grasa que rodea y aísla las fibras nerviosas en el sistema nervioso central) se puede producir lo siguiente:
  • Debilidad.
  • Entumecimiento.
  • Temblores.
  • Pérdida de visión.
  • Dolor.
  • Parálisis.
  • Pérdida del equilibrio.
  • Disfunción de la vejiga y el intestino.
Síntomas secundarios - complicaciones que surgen como resultado de los síntomas primarios, como por ejemplo:
  • La parálisis puede producir úlceras por presión.
  • La disfunción de la vejiga puede causar infecciones recurrentes del tracto urinario.
  • La inactividad puede tener como resultado debilidad, alineación postural y control del tronco deficientes, desequilibiros musculares, disminución de la densidad ósea y, o respiración poco profunda o insuficiente.
  • llegando a ser menos móviles debido a la debilidad y dificultad para tragar puede conducir a un mayor riesgo de neumonía.
Síntomas terciarios - complicaciones sociales, laborales y psicológicas que se derivan de los síntomas primarios y secundarios, como por ejemplo:
  • Una persona que no puede caminar ni manejar puede perder su trabajo.
  • La tensión que produce tratar con una enfermedad neurológica crónica puede afectar a las relaciones personales.
  • Las personas que tienen MS sufren a menudo de depresión.

Los síntomas de la MS pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la esclerosis múltiple?

En la medicina actual no existe un examen definitivo para diagnosticar la esclerosis múltiple. Sin embargo, se puede realizar un diagnóstico probable mediante un procedimiento minucioso que demuestre hallazgos que concuerden con la MS y que al mismo tiempo descarten otras posibles causas y enfermedades.

¿Cuáles son los dos criterios que se utilizan para diagnosticar la MS?

  1. Debe haber dos brotes, por lo menos con un mes entre ellos. Un brote es la aparición repentina o el empeoramiento de cualquier síntoma o síntomas de la MS que dure al menos 24 horas.
  2. Debe haber más de un área de daños en la mielina del sistema nervioso central (la vaina que rodea y protege las fibras nerviosas), que tienen que haberse producido en más de una ocasión y no haber sido debidos a ninguna otra enfermedad.
  3. Lo más común hoy en día, un solo ataque, junto con ciertos patrones de cambios en el tejido cerebral se ve en una imagen de resonancia magnética (IRM) del cerebro [véase la descripción de este tema más adelante en este artículo] con fuerza puede sugerir el diagnóstico de la EM.

¿Qué incluye una evaluación de la MS?

La evaluación de MS abarca un historial médico y un examen neurológico completos, que incluyen:

  • Funciones mentales.
  • Funciones emocionales.
  • Funciones del lenguaje.
  • Movimiento y coordinación.
  • Vista.
  • Equilibrio.
  • Funcionamiento de los cinco sentidos.

Procedimientos de evaluación para la MS

Para evaluar la esclerosis múltiple se pueden utilizar los siguientes exámenes de diagnóstico:

  • Imágenes por resonancia magnética (su sigla en inglés es MRI) - procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y estructuras dentro del cuerpo para detectar la presencia de placas o cicatrices causadas por la MS.
  • Potenciales evocados - procedimientos que registran la actividad eléctrica del encéfalo como respuesta a estímulos visuales, auditivos o sensoriales; con este examen se comprueba si los mensajes en diversas partes del encéfalo se han hecho más lentos.
  • Análisis del líquido cefalorraquídeo o espinal (También llamado punción lumbar.) - procedimiento que se utiliza para realizar una evaluación o un diagnóstico del líquido extraído de la columna vertebral; mediante este procedimiento se buscan anomalías celulares o químicas relacionadas con la MS.
  • Exámenes de sangre (para descartar otras causas de diversos síntomas neurológicos).

Tratamiento de la MS

El tratamiento específico de la MS será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

Los tratamientos para las condiciones asociadas con la MS pueden incluir lo siguiente:

  • Medicamentos.
  • Ensayos clínicos.
  • Tecnología de asistencia.
  • Actividades de rehabilitación.

Aún no hay cura para la MS. Sin embargo, hay estrategias para modificar el curso de la enfermedad, tratar las exacerbaciones, controlar los síntomas, y mejorar la función y la movilidad.

Rehabilitación para las personas que tienen MS:

La rehabilitación es diferente dependiendo del grado, la expresión, la gravedad y la progresión de los síntomas. La rehabilitación para la MS puede contribuir a conseguir lo siguiente:

  • Recuperar funciones que son esenciales para las actividades cotidianas (su sigla en inglés es ADL).
  • Ayudar al paciente a alcanzar la mayor independencia posible.
  • Fomentar la participación de los familiares.
  • Permitirle al paciente tomar las decisiones adecuadas con respecto a sus cuidados.
  • Educar al paciente con respecto a la utilización de aparatos de asistencia (como bastones, abrazaderas o andadores).
  • Establecer un programa de ejercicios adecuado que mejore la fuerza, la resistencia y el control de los músculos.
  • Restablecer las habilidades de movimiento.
  • Mejorar la capacidad de comunicación en los pacientes que tengan dificultades para hablar debido a debilidad o falta de coordinación en los músculos de la cara y de la lengua.
  • Controlar la incontinencia de la vejiga y el intestino.
  • Reentrenamiento cognoscitivo.
  • Adaptar el entorno en el hogar para aumentar la funcionalidad, la seguridad, la accesibilidad y la movilidad.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Los Trastornos del Sistema Nervioso

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355