Home > Content Library of Ped Spanish Medical Content > Trastornos Cardiovasculares

Tronco Arterioso

¿Qué es el tronco arterioso?

Anatomía normal del corazón
Clic Imagen para Ampliar

El tronco arterioso es un defecto congénito (presente al nacer) que se produce debido a un desarrollo anormal del corazón del feto durante las primeras 8 semanas de embarazo. Durante este período se desarrollan las cavidades, válvulas y las grandes arterias, ya que el corazón es al principio sólo un tubo hueco. Originalmente, la aorta y la arteria pulmonar son un solo vaso sanguíneo, el cual luego se divide y se convierte en dos arterias separadas. El tronco arterioso se produce cuando este único gran vaso no logra separarse completamente y, por lo tanto, queda una conexión entre las dos arterias.

Este trastorno es un defecto complejo y se caracteriza por la presencia de sólo un vaso (donde debería haber dos arterias separadas) proveniente del corazón que forma la aorta y la arteria pulmonar. Otro defecto cardiaco congénito que se produce con el tronco arterioso es la comunicación interventricular (septum ventricular o pared que divide las dos cavidades inferiores del corazón conocidas como ventrículos derecho e izquierdo).

Normalmente, hay dos arterias separadas (la aorta y la arteria pulmonar). La sangre pobre en oxígeno (azul) fluye desde el cuerpo hacia la aurícula (también llamada atrio) derecha, pasa por el ventrículo derecho y luego, a través de la arteria pulmonar, es bombeada hacia los pulmones donde recibe oxígeno. La sangre rica en oxígeno (roja) vuelve a la aurícula izquierda desde los pulmones, pasa por el ventrículo izquierdo y, a través de la aorta, es bombeada hacia el cuerpo.

Anatomía del corazón con truncus arteriosus
Clic Imagen para Ampliar

En el tronco arterioso, la sangre pobre en oxígeno y la sangre rica en oxígeno se mezclan a través de la comunicación interventricular. Esta mezcla de sangre luego fluye por el vaso común del tronco. Un poco de ella pasará a través de la rama que se convierte en la arteria pulmonar e irá hacia los pulmones y otro poco irá, a través de la rama aórtica, hacia el cuerpo. La sangre mezclada que va al cuerpo no contiene una cantidad adecuada de oxígeno y, por lo tanto, originará diversos niveles de cianosis (coloración azulada de la piel, labios y matriz de las uñas).

El tronco arterioso se produce en menos de uno de cada 10.000 nacimientos de bebés vivos. Esto constituye el 1 por ciento de todos los casos de cardiopatías congénitas.

¿Cuáles son las causas del tronco arterioso?

Algunos defectos cardiacos congénitos pueden ser de origen genético, ya sea debido a un defecto en algún gen, una anomalía cromosómica o una exposición al medio ambiente. Es por esta razón que en ciertas familias se presentan problemas cardiacos con más frecuencia que en otras. Otras veces, este defecto cardiaco se presenta esporádicamente (al azar), sin motivos aparentes para su desarrollo.

¿Por qué es el tronco arterioso un problema?

La sangre que pasa a través del vaso común del tronco contiene menos oxígeno de lo normal. La sangre pobre en oxígeno del ventrículo derecho y la sangre rica en oxígeno del ventrículo izquierdo se mezclan antes de entrar en el vaso común. Una cierta cantidad de esta sangre mezclada pasará a través de la aorta hacia el cuerpo y, como consecuencia, producirá cianosis (coloración azulada de la piel, labios y matriz de las uñas).

La sección del vaso común que corresponde a la arteria pulmonar recibe un mayor flujo sanguíneo que la aorta. Esto se debe a que la presión es menor en los pulmones que en el cuerpo y, por lo tanto, es más fácil para la sangre fluir en esa dirección. Si este defecto no se repara, el exceso de flujo sanguíneo lesionará los vasos sanguíneos de los pulmones. A medida que la presión en estos vasos aumenta, la cantidad de sangre que va hacia los pulmones disminuye y la cantidad que va hacia el cuerpo se incrementa. La cianosis se agravará con el flujo continuo de sangre pobre en oxígeno al cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas del tronco arterioso?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del tronco arterioso. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Cianosis.
  • Fatiga.
  • Sudor.
  • Palidez de la piel.
  • Piel fría.
  • Respiración rápida.
  • Respiración dificultosa.
  • Frecuencia cardiaca rápida.
  • Congestión respiratoria.
  • Falta de interés en la comida o cansancio al comer.
  • Aumento de peso insuficiente.

Los síntomas del tronco arterioso pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas cardiacos. Siempre consulte al médico de su hijo para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el tronco arterioso?

El médico de su hijo puede detectar un soplo cardiaco durante un examen físico y le aconseja que visite un cardiólogo pediátrico para realizar un diagnóstico. Un soplo cardiaco es sencillamente un ruido provocado por la turbulencia de la sangre que fluye a través de los defectos cardiacos. Los síntomas que su hijo presenta también ayudarán a determinar el diagnóstico.

El cardiólogo pediátrico se especializa en el diagnóstico y tratamiento médico de cardiopatías congénitas y de problemas cardiacos que puedan desarrollarse durante la infancia. El cardiólogo llevará a cabo un examen físico, auscultará el corazón y los pulmones y realizará otras observaciones que serán útiles para el diagnóstico. El lugar del pecho en donde mejor se escuche el soplo así como también la intensidad y la calidad de éste (áspero, similar a un soplido, etc.) darán al cardiólogo una idea inicial acerca del problema cardiaco que pueda estar afectando a su hijo. Sin embargo, para determinar el diagnóstico, se necesitan realizar otros exámenes entre los que se incluyen:

  • Radiografía de tórax - Examen de diagnóstico que utiliza rayos invisibles de energía electromagnética para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa.
  • Electrocardiograma (ECG) - Examen que registra la actividad eléctrica del corazón, muestra los ritmos anormales (arritmias o disritmias) y detecta el estrés del músculo cardiaco.
  • Ecocardiograma (eco) - Procedimiento que evalúa la estructura y el funcionamiento del corazón por medio de ondas sonoras que se registran en un sensor electrónico que, a su vez, produce una imagen en movimiento del corazón y las válvulas cardiacas.
  • Cateterismo cardiaco - Procedimiento invasivo que ofrece información detallada acerca de las estructuras cardiacas internas. Tras sedar al paciente, se inserta un tubo flexible, delgado y pequeño (catéter) en un vaso sanguíneo de su ingle y se lo hace llegar hasta el interior del corazón. Luego, se verifica la presión sanguínea y el porcentaje de oxígeno en las cuatro cavidades del corazón, la arteria pulmonar y la aorta. También se inyecta un colorante de contraste para visualizar más claramente las estructuras cardiacas internas.

Tratamiento para el tronco arterioso:

El tratamiento específico para el tronco arterioso será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia clínica.
  • Qué tan avanzada está la condición.
  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Las expectativas para la evolución de la condición.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento para el tronco arterioso implica una reparación quirúrgica de los defectos. Sin embargo, puede ser necesaria la asistencia médica hasta el momento apropiado para la operación. El tratamiento puede incluir:

  • Control médico
    Eventualmente, muchos niños necesitarán medicación para que el corazón y los pulmones funcionen mejor. Entre los medicamentos que pueden ser recetados se encuentran los siguientes:
    • Digoxina - Medicamento que ayuda a fortalecer el músculo cardiaco y le permite bombear más eficazmente.
    • Diuréticos - El balance de agua del cuerpo puede verse afectado cuando el corazón no está funcionando normalmente. Estos medicamentos ayudan a que los riñones liberen el exceso de líquido del cuerpo.
    • Inhibidores ECA (enzima convertidora de angiotensina) - Medicamento que dilata los vasos sanguíneos y facilita la tarea del corazón de bombear sangre al cuerpo.
  • Nutrición adecuada
    Los niños pueden cansarse mientras se alimentan y es posible que no logren ingerir la cantidad de calorías necesarias para aumentar de peso. Existen diversas opciones para asegurarse de que su hijo cuente con una nutrición adecuada. Entre ellas se incluyen:
    • Fórmula (leche comercial) con alto contenido calórico o leche materna
      Se pueden agregar suplementos nutricionales a la fórmula o a la leche materna que aumenten la cantidad de calorías por gramo permitiendo que su bebé llegue a consumir las calorías necesarias para su crecimiento, aunque tome menos leche.
    • Alimentación suplementaria por sonda
      Alimentación que se suministra a través de un tubo flexible y pequeño que se coloca en la nariz y baja por el esófago hacia el estómago. Esta alimentación puede administrarse como un suplemento o bien puede reemplazar la alimentación con biberón normal de un niño. A los niños que beben sólo parte del biberón, se les puede suministrar el resto a través de la sonda. Los bebés que están demasiado cansados para alimentarse con biberón pueden recibir la fórmula o leche materna sólo a través de la sonda.
  • Reparación quirúrgica
    En general, la cirugía se realiza después de que el niño cumple 2 semanas de vida pero antes de que los vasos sanguíneos de los pulmones se lesionen debido al exceso de flujo sanguíneo.

    La operación se realiza con anestesia general e incluye los siguientes pasos:
    • Las arterias pulmonares se separan de la arteria común (tronco arterioso) y se conectan al ventrículo derecho utilizando un homotrasplante (una sección de la arteria pulmonar, con las válvulas intactas, de un donante de tejido). Ocasionalmente, se utiliza un conducto (un pequeño tubo que contiene una válvula) en lugar de un homoinjerto (válvula de tejido humano).
    • Se cierra la comunicación interventricular con un parche.

Cuidado postoperatorio de su hijo:

Después de la reparación del tronco arterioso, el niño permanecerá un tiempo en la unidad de cuidados intensivos (UCI).

Durante este período, se utilizarán equipos especiales para su recuperación, entre los que se incluyen:

  • Respirador artificial - Es una máquina que ayuda a su hijo a respirar mientras se encuentra bajo anestesia durante la operación. Se introduce un tubo de plástico pequeño por la tráquea y se lo conecta al respirador, el cual respirará por su hijo mientras éste se encuentre demasiado soñoliento para poder hacerlo por sí mismo de manera eficaz. Después de una reparación del tronco arterioso, es conveniente que el niño permanezca con respirador artificial durante al menos una noche para poder descansar.
  • Catéteres endovenosos - Son tubos plástico pequeños que se insertan a través de la piel en los vasos sanguíneos con el fin de suministrar fluidos endovenosos y medicamentos importantes para que su hijo se recupere de la operación.
  • Línea arterial - Es una vía endovenosa especializada que se coloca en la muñeca o en cualquier otra zona del cuerpo donde se pueda tomar el pulso y que mide constantemente la presión sanguínea durante la cirugía y mientras su hijo se encuentra en la unidad de cuidados intensivos.
  • Tubo nasogástrico (NG) - Es un tubo flexible y pequeño que drena las burbujas de gas y de ácido que puedan formarse en el estómago durante la cirugía.
  • Catéter urinario - Es un tubo flexible y pequeño que permite drenar orina de la vejiga y que mide con exactitud cuánta orina produce el cuerpo, lo que ayuda a determinar cómo funciona el corazón. Después de la cirugía, el corazón estará algo más débil que antes. Por lo tanto, es posible que el cuerpo empiece a retener líquido y, como consecuencia, se produzcan hinchazones. Pueden administrarse diuréticos para hacer que los riñones liberen el exceso de líquido del cuerpo.
  • Tubo torácico - Es un tubo que se introduce en el tórax para drenar la sangre que, de lo contrario, se acumularía después de que se cierra la incisión. Pueden producirse hemorragias durante varias horas o días después de la operación.
  • Monitor cardiaco - Es una máquina que muestra continuamente el ritmo cardiaco de su hijo y que controla la frecuencia cardiaca, la presión arterial y otros valores.

Tenga en cuenta que también existen otros dispositivos que su hijo deba utilizar mientras permanece en la UCI o cuando salga de ella, y que no se encuentran en la lista anterior. El personal del hospital le detallará cuál es el equipo necesario.

Se le administrarán distintos medicamento a su hijo (calmantes y tranquilizantes) para que se sienta tan cómodo como sea posible. Además, el personal necesitará su colaboración para tranquilizar y reconfortar a su hijo.

Una vez que se le da de alta de la unidad de cuidados intensivos, su hijo continuará su proceso de recuperación en otra unidad del hospital durante algunos días antes de volver a su hogar. Antes de que su hijo abandone el hospital, usted recibirá toda la información necesaria acerca de cómo cuidarlo. Esta información incluye una lista detallada por escrito de las restricciones de las actividades, las citas de seguimiento y los medicamentos que deberá administrarle a su hijo en su hogar.

El cuidado de su hijo en el hogar luego de la reparación quirúrgica del tronco arterioso:

Es posible que le receten calmantes como por ejemplo, Acetaminofén o Ibuprofeno para evitar que su hijo sufra dolores. Antes de que su hijo abandone el hospital, hable con el médico acerca de los diferentes tipos de calmantes disponibles.

Frecuentemente, los niños que no se alimentaban bien antes de la cirugía tienen más energía después del período de recuperación y comienzan a comer mejor y a aumentar de peso con rapidez. Sin embargo, es posible que deba utilizar fórmulas con alto contenido calórico durante algunas semanas o meses después de la cirugía para complementar el desarrollo normal de su hijo. La alimentación por sonda también puede resultar útil hasta que su hijo logre alimentarse mejor.

Generalmente, los niños más grandes son más capaces de realizar ciertos tipos de actividades después de la cirugía. Inmediatamente después de la operación, el niño puede cansarse con facilidad y dormir más, pero al cabo de algunas semanas estará completamente recuperado.

Usted puede recibir instrucciones adicionales de parte del médico de su hijo y del personal del hospital.

Perspectiva a largo plazo después de una reparación quirúrgica del tronco arterioso:

La mayoría de los niños que se someten a una reparación quirúrgica del tronco arterioso pueden disfrutar de una vida saludable. Eventualmente, los niveles de actividad, el apetito y el crecimiento de la mayoría de los niños volverán a ser los normales.

Es posible que su hijo deba someterse a una segunda intervención si las ramas de la arteria pulmonar eran pequeñas y no se desarrollan adecuadamente después de la cirugía. También es posible que, a medida que su hijo crece, el homotrasplante que conecta el ventrículo derecho a la arteria pulmonar deba remplazarse.

Después que su hijo sea dado de alta del hospital, el cardiólogo puede recomendar la administración de antibióticos para prevenir una endocarditis bacteriana.

El cuidado regular debe continuar por la vida entera del individuo en un centro ofreciendo cuidado cardiaco congénito pediátrico o adulto.

Consulte al médico para obtener más información acerca de la perspectiva específica para su hijo.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Los Trastornos Cardiovasculares

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355