Home > Spanish Tests and Procedures > Urología Pruebas y Procedimientos

Venograma renal

(Venograma renal, Venografía renal, Venograma de los riñones)

Descripción general del procedimiento

¿Qué es un venograma renal?

Un venograma renal es un procedimiento de diagnóstico que brinda información sobre el estado de la circulación de los riñones. Un venograma renal utiliza rayos X y un colorante de contraste intravenoso (IV) para visualizar las venas en los riñones y las venas que transportan sangre fuera de los riñones. La solución de contraste hace que los vasos sanguíneos aparezcan opacos en la imagen de rayos X, lo que permite que el médico visualice los vasos sanguíneos que se están evaluando.

Durante un venograma renal a menudo se utiliza fluoroscopia. La fluoroscopia es un estudio de las estructuras en movimiento del cuerpo, similar a una “película” de radiografías. Un haz continuo de rayos X se pasa a través de la parte del cuerpo que se está examinando y se transmite a un monitor parecido a un televisor de forma que pueda verse en detalle la parte del cuerpo y su movimiento.

Además de evaluar las venas renales, durante un venograma renal se puede evaluar la presencia de hipertensión (presión arterial alta). Se obtiene una muestra de sangre (prueba de la renina) de cada vena renal. El nivel de renina en sangre puede ayudar al médico a determinar la causa de hipertensión.

¿Qué es una exploración radiológica?

Una exploración radiológica utiliza rayos de energía electromagnética invisible para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una película. Las radiografías se realizan utilizando radiación externa para producir imágenes del cuerpo, sus órganos y otras estructuras internas con fines de diagnóstico. Los rayos X pasan a través de las estructuras del cuerpo hasta unas placas especialmente tratadas (parecidas a una película fotográfica) y se hace una foto tipo "negativo" (cuanto más sólida es la estructura, más blanca aparece en la película).

Otros procedimientos relacionados que se pueden utilizar para diagnosticar problemas del flujo sanguíneo en los riñones incluyen: tomografía computarizada de los riñones, ultrasonido renal, angiograma renal y pielograma (intravenoso, anterógrado y retrógrado). Consulte estos procedimientos para obtener información adicional.

¿Cómo funcionan los riñones?

Ilustración de la anatomía del riñón
Clic Imagen para Ampliar

El cuerpo toma los nutrientes de los alimentos y los convierte en energía. Después de que el cuerpo ha tomado los alimentos que necesita, deja productos de desecho en el intestino y en la sangre.

Los riñones y el aparato urinario mantienen los productos químicos, como el potasio, el sodio y el agua, en equilibrio y eliminan un tipo de desecho de la sangre llamado urea. La urea se produce cuando los alimentos que contienen proteínas, como la carne, aves y ciertas verduras, se descomponen en el cuerpo. La urea se transporta en el torrente sanguíneo a los riñones.

Los dos riñones, un par de órganos de color marrón morado, se encuentran debajo de las costillas hacia el centro de la espalda. Su función es:

  • eliminar los desechos líquidos de la sangre en forma de orina
  • mantener un equilibrio estable de sales y otras sustancias en la sangre
  • producir eritropoyetina, una hormona que ayuda en la formación de glóbulos rojos
  • regular la presión arterial

Los riñones eliminan la urea de la sangre a través de unas unidades de filtración diminutas llamadas nefronas. Cada nefrona consta de una bola formada por pequeños capilares sanguíneos, llamados glomérulos, y por un pequeño tubo llamado túbulo renal.

La urea, junto con el agua y otras sustancias de desecho, forma la orina al pasar a través de las nefronas y al bajar por los túbulos renales.

Razones para realizar el procedimiento

Las venas de un riñón sano no presentan obstrucciones, coágulos ni presión arterial alta (hipertensión). Algunos problemas médicos pueden impedir que la sangre fluya por los riñones o pueden causar un aumento en la presión arterial de los riñones. Si se sospecha un problema en las venas de los riñones, su médico puede solicitar un venograma renal para determinar la causa del problema.

Un venograma puede detectar condiciones que parten de la vena renal misma, así como otros problemas que surgen por influencias en la vena renal desde otros órganos, como los riñones. Los problemas que involucran la circulación renal incluyen problemas estructurales que pueden producir una obstrucción del flujo sanguíneo hacia o desde los riñones.

Los problemas que involucran al sistema circulatorio renal incluyen, entre otros, los siguientes:

  • trombosis venosa renal: problema agudo o crónico en el que se forma un coágulo de sangre en la vena renal. Puede ocurrir por diversos motivos que incluyen, entre otros: complicación postoperatoria después de una cirugía abdominal, deshidratación, insuficiencia cardíaca congestiva, enfermedad renal, embarazo y obesidad mórbida.
  • fibrosis retroperitoneal: masa de tejido fibroso ubicada en la parte posterior del abdomen cerca de los riñones. Esta masa puede causar compresión de las venas renales e impedir el flujo sanguíneo normal.
  • tumores renales: tumores benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos) sobre o dentro de los riñones
  • agenesia renal: ausencia de un riñón
  • hipertensión vasculorenal: presión arterial alta en los riñones provocada por niveles anormales de hormonas que se producen o regulan en los riñones

Su médico puede recomendarle un venograma renal por otros motivos.

Riesgos del procedimiento

Es posible que desee preguntarle a su médico sobre la cantidad de radiación utilizada durante el procedimiento y los riesgos relacionados con su situación particular. Es una buena idea llevar un registro de su historial de exposición a la radiación, como exploraciones anteriores y otros tipos de exploraciones radiológicas, para que pueda informar a su médico. Los riesgos asociados con la exposición a la radiación pueden estar relacionados con la cantidad acumulativa de exámenes y/o tratamientos realizados con rayos-X durante un largo período de tiempo.

Si está embarazada o sospecha que puede estar embarazada, debe informárselo a su médico. La exposición a la radiación durante el embarazo puede provocar anomalías congénitas.

Debido al uso de colorante de contraste, existe el riesgo de tener una reacción alérgica al colorante. Los pacientes alérgicos o con sensibilidad a ciertos medicamentos, colorante de contraste, yodo, o mariscos deben notificar al médico.

Los pacientes con insuficiencia renal u otros problemas renales deben informarlo a su médico. En algunos casos, el colorante de contraste puede provocar insuficiencia renal, especialmente si la persona está tomando Glucophage (un medicamento para la diabetes).

Debido a que el procedimiento involucra los vasos sanguíneos y el flujo sanguíneo de los riñones, existe un pequeño riesgo de complicaciones relacionadas con los riñones. Estas complicaciones pueden incluir, entre otras:

  • hemorragia como consecuencia de la punción de un vaso sanguíneo
  • lesión nerviosa
  • émbolo: coágulo en el vaso sanguíneo
  • hematoma: área de inflamación causada por acumulación de sangre
  • infección
  • insuficiencia renal transitoria

La venografía renal está contraindicada en pacientes con trombosis grave de la vena cava inferior (la vena grande que lleva sangre sin oxígeno de la parte inferior del cuerpo al corazón) o la vena renal.

Es posible que existan otros riesgos dependiendo de su estado de salud específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Algunos factores o estados pueden interferir con la precisión de un venograma renal. Estos factores incluyen, entre otros, los siguientes:

  • sustancias de contraste que quedaron de estudios de contraste recientes, como enemas de bario
  • gases o heces en los intestinos
  • determinados medicamentos, como medicamentos para la presión arterial, diuréticos, estrógeno (hormona) y anticonceptivos orales (píldoras para el control de la natalidad), así como también la falta de restricción en el consumo de sal puede interferir con un análisis de sangre para la prueba de la renina si se realiza durante el procedimiento

Antes del procedimiento

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.
  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento, mediante el cual autoriza la realización del procedimiento. Lea el formulario atentamente, y pregunte si hay algo que no le resulta claro.
  • Informe al médico si ha tenido alguna vez una reacción a cualquier colorante de contraste, o si es alérgico al yodo o a los mariscos.
  • Informe a su médico si es sensible o alérgico a algún medicamento, al látex, cinta o agentes anestésicos (locales y generales).
  • Se le pedirá que ayune durante varias horas antes del procedimiento. Su médico le dará instrucciones específicas sobre cuánto tiempo debe ayunar. Si se va a realizar una prueba de la renina durante el procedimiento, se le indicará que restringa el consumo de sal durante un tiempo determinado.
  • Informe a su médico si está embarazada o sospecha estarlo.
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.
  • Informe a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos, o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes sanguíneos), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes del procedimiento.
  • Si le administran un sedante antes o durante el procedimiento, necesitará que alguien lo lleve a su casa.
  • En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento

Ilustración de un procedimiento de venograma renal
Clic Imagen para Ampliar

El venograma renal puede realizarse de forma ambulatoria o como parte de su internación en un hospital. Los procedimientos pueden variar en función de su estado y de las prácticas de su médico.

Por lo general, el venograma renal sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa, joyas u otros objetos que puedan interferir con el procedimiento.
  2. Si le indican que se quite la ropa, le entregarán una bata para que se la ponga.
  3. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o en la mano.
  4. Se lo colocará en la mesa de radiología.
  5. Se insertará una vía intravenosa en una arteria de la ingle después de limpiar la piel y de inyectar un anestésico local. Se afeitará el área antes de la inserción de la vía intravenosa.
  6. El radiólogo le tomará las pulsaciones debajo del lugar donde se le inyectó el colorante de contraste y lo marcará para poder verificar la circulación a la extremidad debajo de esa zona después del procedimiento.
  7. Después de colocada la aguja intravenosa, se introducirá un catéter (tubo largo y delgado) en la arteria y se lo avanzará hasta llegar a la vena renal. Se puede utilizar la fluoroscopia para verificar la ubicación del catéter en el cuerpo.
  8. Se administrará una inyección de colorante de contraste. +Es posible que sienta algunos efectos cuando se inyecta el colorante en la vía IV. Estos efectos incluyen una sensación de acaloramiento, sabor salado o metálico en la boca, leve dolor de cabeza o náuseas y/o vómitos. Estos efectos generalmente duran unos instantes.
  9. Debe informar al radiólogo si siente dificultad para respirar, sudoración, entumecimiento o palpitaciones.
  10. Después de inyectarle el colorante de contraste, se tomará una serie de radiografías. Su médico podrá ver estas radiografías en un monitor de TV independiente.
  11. Se le pedirá que se ponga en posición de decúbito prono (boca abajo) para tomar radiografías adicionales.
  12. Se puede extraer una muestra de sangre (prueba de la renina) de la vía IV.
  13. Una vez que se haya obtenido información suficiente, se extraerá el catéter intravenoso y se ejercerá presión sobre el área para impedir que la vena sangre.
  14. Después que se detiene el sangrado en el lugar de la vía IV, se aplicará un apósito en el sitio. Se puede colocar un vendaje compresivo apretado sobre el área durante un tiempo para prevenir más sangrado o la formación de un moretón grande debajo de la piel.

Después del procedimiento

Después del procedimiento, lo trasladarán a la sala de recuperación donde permanecerá en observación. Permanecerá acostado en la cama durante dos horas o más. Se controlará la circulación y la sensación de la pierna afectada. Se controlará el vendaje de la ingle para ver si hay sangrado. Una vez que la presión arterial, el pulso y la respiración estén estables y que usted esté alerta, lo llevarán a la habitación o le darán el alta para que regrese a su hogar.

Se le pueden administrar medicamentos para el dolor o las molestias relacionados con el lugar donde se le aplicó la inyección o como consecuencia de estar acostado y sin moverse durante un período prolongado.

Una vez en su casa, controle la región de la ingle para detectar sangrado u otra supuración, dolor inusual, hinchazón o cualquier cambio anormal de color o de temperatura en la zona o cerca de ésta. Es normal que se forme un moretón y o que salga una gota de sangre aislada de la zona. Si observa una cantidad de sangre constante o abundante en el lugar, que no puede contener con una venda pequeña, notifique a su médico.

Vigile la pierna para detectar cambios de temperatura o color, dolor, entumecimiento, hormigueo o pérdida de la función de la extremidad.

Beba abundante líquido para evitar la deshidratación y para ayudar a eliminar el colorante de contraste.

Posiblemente se le aconseje no realizar actividades agotadoras ni tomar un baño o una ducha caliente durante un tiempo después del procedimiento.

Avísele a su médico si tiene alguno de los siguientes síntomas:

  • fiebre y/o escalofríos
  • Aumento del dolor, enrojecimiento, hinchazón, hemorragia u otra secreción del lugar donde se le aplicó la inyección.
  • sensación de frío, entumecimiento y/u hormigueo, u otros cambios en la extremidad afectada

Es posible que el médico le dé instrucciones adicionales o alternativas después del procedimiento, en función de su situación específica.

Los Recursos en la Red

El contenido proveído aquí tiene un propósito informativo únicamente, y no está diseñado para diagnosticar o tratar un problema de salud o una enfermedad ni reemplazar el consejo médico que usted reciba de su médico. Por favor, consulte a su médico para aclarar cualquier pregunta o preocupación que usted pueda tener acerca del trastorno que padece.

Esta página contiene enlaces a otros sitios Web con información sobre este procedimiento y condiciones de salud relacionadas. Esperamos que estos sitios le sean útiles, pero recuerde que nosotros no controlamos ni avalamos la información presentada en ellos, así como ellos tampoco avalan la información presentada en nuestro sitio.

American Urological Association (Asociación Americana de Urología, Inc.)

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (NIDDK) (Instituto Nacional de la Diabetes y de Las Enfermedades Digestivas y del Riñón)

National Institutes of Health (NIH) (Institutos Nacionales de la Salud)

National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (Centro de Distribución Nacional de Información de las Enfermedades Urológicas y del Riñón)

National Kidney Foundation (Fundación Nacional del Riñón)

National Library of Medicine (Biblioteca Nacional de Medicina)

 
Connect Healthcare Panacea CMS Solutions
Mapa del sitio | Comunicarse | Política de privacidad | Condiciones de uso
Copyright © 2014 New York Hospital Queens
56-45 Main Street, Flushing, NY 11355